fbpx
01
Vie, Mar

Telecomunicaciones

La compañía dice que el proyecto para ajustar normas sobre los servicios móviles hará que otros operadores del mercado ganen terreno en Colombia sin competir.

Aunque parezca que hoy la cabeza de los operadores de telecomunicaciones en Colombia está puesta 100% en la subasta de 5G de diciembre, la realidad es que una serie de cambios en las reglas del juego del negocio de servicios móviles los tiene a la expectativa porque marcará el rumbo del sector en los próximos años. El ajuste es tan relevante que incluso Claro percibe que le van a atar las manos para no competir.

Todo parte de que la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) identificó una ausencia de competencia efectiva en el mercado minorista de servicios móviles en Colombia, por lo cual formuló una propuesta regulatoria publicada a inicios de este mes y que estará abierta para comentarios hasta el viernes.

El proyecto contempla diez importantes cambios de cara a este segmento, entre ellos, prohibir a los operadores contactar por tres meses a los usuarios que se hayan portado a otra empresa; y que suministren información clara y actualizada de la infraestructura de torres para servicios móviles con la que cuentan, con el objetivo de que sea más fácil compartirla con otros jugadores para tener un mayor despliegue de 4G y próximamente de 5G.

Adicionalmente, la CRC pretende que se extienda el horario para que los clientes puedan solicitar la portación de su número, entonces ya no sería de 8:00a.m. a 3:00p.m, sino que iría una hora más, hasta las 4:00p.m.; así mismo, dicho servicio también se prestaría ahora los sábados, domingos y festivos. A esto se suma que las empresas tendrían que hacer públicos sus planes de retención y fidelización para que el mercado evalúe las tarifas que manejan en este sentido.

La pelea de Claro

Ahí empieza la polémica. Claro dijo ayer en un manifiesto que “las medidas propuestas le atan las manos a la compañía para que no pueda competir. Esto puede resultar en que otros operadores crezcan, pero no lo harán porque su oferta sea mejor sino porque no tendrán competencia”.

La empresa considera, además, que prohibir por espacio de tres meses que se hagan ofertas comerciales a las personas que se hayan portado a otro operador “reduce la competencia en detrimento del beneficio de los usuarios”.

Y también se refirió a otro importante punto que contempla la revisión a las medidas regulatorias. “Imponer una tarifa del servicio de Roaming Automático Nacional (RAN) para Claro, lo que permite a cualquier operador prestarle servicio a sus usuarios donde no tiene cobertura, desincentiva la inversión de todos los operadores. Claro no querrá invertir en zonas apartadas si no puede recuperar su inversión”.

¿Qué dice la competencia?

Durante un foro realizado en Bogotá, donde se escucharon opiniones de varias voces del sector en relación con estos cambios, el gerente de Asuntos Regulatorios de Tigo, Iván Mantilla, mostró preocupación porque, según él, cada vez que hay una subasta de espectro en Colombia se incrementa la concentración del mercado, un panorama alertante de cara a la de la 5G.

Mantilla hizo una línea del tiempo sobre la evolución del negocio en los últimos 15 años y advirtió que Claro es dominante desde 2009, en ese entonces en el mercado de voz móvil; para 2015 esa dominancia se fue extendiendo a datos móviles –lo cual sería declarado en 2021–, mientras que hoy “existe el riesgo de que se contagie al mercado fijo”.

“Llevamos más de 10 años hablando de dominancia, la CRC ha tomado medidas, pero estas no han tenido los efectos que deberían”, continuó Mantilla, quien además cuestionó que Claro capta 6 de cada 10 pesos que ingresan al mercado y que cuenta con el 68% de la infraestructura de postes, pero de ese total solo comparte el 33%.

En el entre tanto, Jaime Casasbuenas, coordinador de regulación de Telefónica Colombia, manifestó que el proyecto de la CRC “no toma por sorpresa a ningún operador” y frente a las medidas propuestas sugirió algunos ajustes como que las restricciones en portabilidad no cobijen a operadores no dominantes.

Así mismo, afirmó que la figura asociativa de Tigo y Telefónica no modificara la condición competitiva en los próximos dos años y proyectó que la puesta en marcha del 5G en el país tomará cerca de 24 meses tras la subasta.

Como respuesta, Santiago Pardo Fajardo, director de Asuntos Corporativos y Gobierno de Comcel S.A, expresó que hoy Colombia tiene un mercado altamente competitivo y que en los últimos dos años la concentración en cuanto a acceso ha caído 13 puntos porcentuales (pps), mientras en ingresos bajó 11 pps.

Consideramos que la competencia se da en múltiples escenarios y no en uno solo”, analizó Pardo Fajardo, quien ejemplificó que Claro compite con cobertura, mientras WOM lo hace con precios bajos. Según él, “no se puede ganar vía regulación lo que no se consigue compitiendo en el mercado”.

El pulso sigue candente y lo que sigue es esperar cómo quedarán las nuevas reglas del juego para el mercado de servicios móviles tras los comentarios recibidos por la CRC. Así mismo, el próximo 20 de diciembre se adelantará la subasta de 5G, que tiene entre sus participantes a un nuevo competidor: Telecall, firma de origen brasileño que busca entrar a Colombia.

Fuente: El Colombiano – Noviembre 22 de 2023

Recomendados