fbpx
24
Mié, Abr

Telecomunicaciones

Sin embargo, la cobertura 5G sigue estando desequilibrada entre las diferentes regiones y países. Mientras en países como México, Argentina, Brasil, Chile, Perú o Ecuador ya preparan motores para el 5.5G o el 6G.

El mayor encuentro mundial de la industria TIC, el World Mobile Congress, WMC , que culminó este jueves en la ciudad de Barcelona, en España, concentró buena parte de su agenda en la necesidad de que los países aceleren sus planes de conectividad de la mano del sector privado. Mientras América Latina avanza en el desafío de llevar internet a todo su territorio, hace pruebas del 5G en buena parte de la región (con Colombia como uno de los pocos países que aún se mantiene en el 4G) y dispone de generosos recursos para llevar fibra óptica, dado que esta permite potenciar todo tipo de servicios digitales en oficinas y hogares, multinacionales como Huawei ya hablan de la necesidad de preparar la infraestructura para la nueva generación del 5.5G como un vehículo de transición hacia el 6G.

Y es que lo que se encuentra en juego no es menor. Se trata de la posibilidad de mejorar considerablemente las experiencias de los usuarios en el ecosistema digital. A medida que mejoran las capacidades de la red 5G, los usuarios pueden ver videos en mayor definición y desde más puntos de vista, creando un nuevo estándar para experiencias de próxima generación. De hecho, un estudio de Huawei revela que el 70 por ciento de los usuarios en Internet ya están dispuestos a pagar por mejores experiencias 5G, lo que significa que los operadores de telecomunicaciones tienen una oportunidad de adoptar este modelo de red como servicio, fomentar un ecosistema de aplicaciones y contenidos más diverso y ampliar aún más los mercados del hogar y de las pymes.

En cifras de Huawei, a finales de 2022 más de mil millones de usuarios de 5G habían visto transmisiones de alta definición de los principales eventos deportivos internacionales y más de 10 millones de hogares tenían acceso a la banda ancha 5G. "El 5G solo ha tardado tres años en lograr el progreso que 4G hizo en cinco años. Desde esta perspectiva, 5G ya ha logrado éxito", afirmó a BLU Radio Li Peng, presidente de Huawei Carrier BG durante el WMC Barcelona 2023. De hecho, subraya, hay 200 millones de líneas de banda ancha de cobre que necesitan urgentemente una actualización en todo el mundo, al tiempo que más de 60 millones de pymes quieren acceder a servicios de línea arrendada.

Sin embargo, la cobertura 5G sigue estando desequilibrada entre las diferentes regiones y países. Mientras en países como México, Argentina, Brasil, Chile, Perú o Ecuador ya preparan motores para el 5.5G o el 6G (que es la nueva generación de velocidad y latencia del Internet), que revoluciona posibilidades como las cámaras de inteligencia artificial para la seguridad, la realidad aumentada de cara al consumidor de un producto, la experiencia inmersiva en contenidos audiovisuales para el entretenimiento y la educación o la revolución de la telemedicina, otras economías en centroamérica o Colombia hasta ahora preparan el debate para licitar el 5G.

Por esa razón, la más reciente edición del World Mobile Congress 2023, en Barcelona, echó mano de toda su estantería para mostrar casos de uso que evidencian que tanto el 5G como la fibra óptica se constituyen en una obligación en estos tiempos en los que no solamente se trata de la conectividad sino de la forma como las sociedades logran apropiar las soluciones que corren sobre esa autopista de datos. "Para lograr un mayor éxito 5G, la industria necesita reimaginar el negocio, reforzar la cobertura y reinventar las tecnologías", concluyó Li.

Fuente: Blu Radio – Marzo 6 de 2023 

Recomendados