fbpx
25
Sáb, Jun

Telecomunicaciones

La tecnología avanza y cambia a un ritmo vertiginoso. Cerrar los ojos un segundo significa perderse alguna novedad que, sin duda, resonará durante un tiempo. Es lo que está pasando ahora mismo en el mundo con los famosos metaversos

A finales del 2021, Mark Zuckerberg, el CEO de Facebook, anunció que su empresa pasaría a llamarse Meta. De hecho, ya se puede ver incluso en WhatsApp el nuevo logotipo y el nombre de “Meta” de forma oficial. Porque sí, Facebook compró esta aplicación de mensajería en 2014 y ahora forma parte de esta empresa. Además, esta noticia vino acompañada de otra aún más importante: Facebook (ahora “Meta”) había empezado a construir su propio metaverso

Así surgieron los metaversos

Los metaversos existen desde hace mucho. Concretamente, el concepto apareció por primera vez en el año 1992 en la novela “Snow Crash” de la mano del escritor estadounidense Neal Stephenson. Aunque no fue hasta 1999 cuando la idea tomó forma con Second Life, un metaverso que daba la oportunidad de vivir una vida paralela a sus usuarios.

Si los metaversos existen desde hace tanto tiempo, ¿por qué es ahora cuando las empresas se empiezan a interesar en ellos? Pues, es sencillo. En el momento en el que un personaje tan influyente como Mark Zuckerberg desveló lo que tenía entre manos, se abrió la caja de Pandora y la consecuencia ha sido el interés masivo de estos mundos virtuales.

A su vez, este interés masivo en los metaversos hace que cada vez sea más necesario centrarse también en la ciberseguridad.

Los metaversos y ciberseguridad van de la mano

La creación de los metaversos está cambiando nuestra forma de vida. Está claro que en unos años la experiencia se habrá normalizado y comprar dentro de estos mundos virtuales será igual de fácil que comprar ahora por Amazon. Pero, por ese mismo motivo, se presenta un problema y es que están surgiendo ciberataques nuevos y desconocidos, por lo que los expertos en ciberseguridad deberían empezar a ampliar su perfil técnico y adaptarlo a estos nuevos ataques informáticos para preservar la privacidad de los usuarios.

Sí que es cierto que la mayoría de empresas empezaron a reforzar la ciberseguridad con el teletrabajo y, a medida que han ido ampliando sus puestos telemáticos, han invertido más en ello para mantener a salvo toda la información relevante que depositan en la nube. 

Además, en Colombia, solo el año pasado se invirtieron 45 millones de dólares en ciberseguridad. En concreto, fueron destinados al desarrollo de soluciones para fortalecer la protección de datos, la información y las transacciones del sector empresarial.

Pero ahora, con este boom de metaversos, es necesario volver a pensar en reforzar aún más la ciberseguridad. Sobre todo, cuando las empresas empiecen a ofrecer sus servicios dentro de estos mundos paralelos. No obstante, las blockchains (cadenas de bloques donde están alojados estos metaversos) actualmente son más seguras que el Internet que conocemos, pero también hay que tener en cuenta que al igual que las tecnologías avanzan, los hackers también lo hacen. 

Los ciberataques más preocupantes en los metaversos

De momento, ya se ha empezado a intuir cuáles serán estos ciberataques que deben preocupar a las empresas una vez se hayan establecido de manera completa estos mundos paralelos en nuestras vidas. 

  • Suplantación de identidad. También se conoce con el nombre de Spoofing y es el ciberataque más común. El desarrollo tecnológico facilita la creación de nuevas formas para llevar a cabo este tipo de ataques, pero a la vez, las nuevas tecnologías ayudan a detectarlos y a solucionarlos.
  • Ransomware. A este ciberataque se le conoce como “virus secuestradores”. En el metaverso, los usuarios custodiarán bienes virtuales de gran valor económico en forma de NFT o Non Fungible Token. Estos bienes serán los objetivos perfectos para este ataque.

Está claro que los expertos en ciberseguridad deben ponerse las pilas cuanto antes para aprender nuevas formas de detectar estos ataques a tiempo o de ponerles solución una vez sean iniciados.

Recomendados