fbpx
18
Lun, Oct

Telecomunicaciones

La GSMA señaló que el país tiene los precios de asignación más altos en la región. En 2013, el costo anual del espectro superaba los US$60 millones y para 2019, el precio se acercaba a los US$180 milllones.

Con el fin de contribuir a cerrar la brecha digital en Colombia, la GSMA, asociación que representa a los operadores de redes móviles en todo el mundo, presentó un reporte en el cual señala que los costos anuales de asignación del espectro en Colombia han sido más altos que en el promedio de América Latina, desde el 2014

Lo anterior estaría explicado con que en 2013, el costo anual del espectro superaba los US$60 millones, mientras que para 2014 la cifra se duplicaba y superaba los US$120 millones. Ya para 2019 ese número se acercaba a los US$180 milllones. Es decir que en 6 años el precio se triplicó.

Asimismo, los hallazgos permiten dimensionar que con los precios de la media regional, la cobertura 4G hubiera incrementado de 71 % a 75 % de la población para finales de 2019, “alcanzando a 2 millones adicionales de potenciales usuarios” expone.

Para Lucas Gallitto, director para América Latina de GSMA, una de las razones que explicaría esta situación se fundamenta en la anterior Ley de Telecomunicaciones de Colombia que contemplaba la maximización de los ingresos para el estado como criterio para la asignación de espectro.

Con la Ley de Modernización del sector TIC de 2019 se introdujo en cambio el concepto de maximización del bienestar social. Sin embargo, los precios pagados por la subasta de 700 mhz también han sido de los más altos de la región que tenemos registrados. Además, de las nuevas asignaciones, los costos de las propuestas de renovación de licencias también han resultado onerosos, con lo cual el costo del espectro ha seguido incrementándose en los últimos años”, explicó Gallitto.

Y es que si bien el gobierno tiene la potestad de definir las políticas de fijación de precios del espectro, tanto para las nuevas asignaciones como para la renovación de licencias por espectro ya asignado; Gallitto apuntó que estas políticas deberían poner a la conectividad en el centro y priorizar el beneficio socioeconómico de la nación por sobre la recaudación.

El espectro no debe ser un recurso para cerrar brechas fiscales, sino para cerrar brechas digitales”, agregó el experto.

Cabe destacar que el informe es enfático en que esto podría deteriorar aún mas las ya de por sí desafiantes condiciones de inversiones de Colombia.

Pero no todo es negativo frente a este informe, ya la Gsma señaló que todavía existe un gran potencial de crecimiento para el país en 4G. No obstante, si se quiere seguir con los planes 5G se deberá entrar a analizar con más detalle las inversiones del espectro.

Contar con una robusta tecnología de base es un buen punto de inicio para el despliegue de las subsiguientes. El 5G requerirá un volumen de inversión aún mayor que el de generaciones móviles anteriores, por lo que precios de espectro que limiten las inversiones en vez de fomentarlas representan un riesgo”, afirmó Gallitto.

Sobre la cobertura

Otro de los puntos que señaló este estudio fue que Colombia registraba hasta 2016 un desempeño superior a la media regional en velocidades de descarga en 3G y 4G. A partir de allí, los valores han caído por debajo de la media, tal como sucede con la cobertura poblacional.

La velocidades de descarga 3G y 4G caen por debajo del promedio Latam a partir de 2016 en adelante y en Colombia según una simulación a menores costos de espectro hubieran aumentado las velocidades en alrededor de 4 Mbps para el cliente promedio entre 2014 y 2019, y en 7 Mbps para fines de 2019”, señaló el informe.

Fuente: Portafolio – Septiembre 27 de 2021

Recomendados