fbpx
04
Vie, Dic

Telecomunicaciones

El gremio de operadores móviles de Colombia (Asomóvil) pidió la eliminación de los artículos del Plan Marshall que sugieren más impuestos al sector de las telecomunicaciones. El proyecto fue presentado por la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, con el fin de generar una reactivación económica tras el impacto de pandemia y ahora se encuentra en debate en el Consejo de la capital colombiana.

La propuesta considera que los 2,6 millones de predios que tiene Bogotá tengan congelamiento en el pago predial, otorgar exención del 100 por ciento en el predial para teatros y museos hasta 2022 y el 50 por ciento desde entonces a 2030 y dar descuentos tributarios a predios de estratos 1, 2 y 3. Al mismo tiempo, habla de “aplicar la progresividad en la tarifa del impuesto de Industria y Comercio (ICA)”.

En su cuenta de Twitter Asomóvil expresó que “el impuesto ICA puede costarnos 300 millones de pesos (88.000 dólares) al año y trasladar el costo a los usuarios nos haría menos competitivos”. Su presidente, Samuel Hoyos, agregó que “los operadores móviles invirtieron  30 millones de dólares en ayudar a mejorar la economía, la educación y el acceso a familias vulnerables. Nos preocupa el impuesto”.

En diálogo con RCN Radio, el ejecutivo hizo un llamado a que “se tenga en cuenta que las telecomunicaciones no son un sector ganador y hemos tenido decrecimiento en varios segmentos” y agregó que un incremento en los gravámenes que afectan al sector “solo generará problemas de competitividad del país y la ciudad. No es una solución, es una barrera adicional para impulsar la conectividad”.

Por su parte, como parte del debate la presidenta Ejecutivo de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, María Fernanda Quiñónez, agregó que el crecimiento del comercio electrónico no es sostenible. “Es un canal que no está afianzado en la economía nacional y hay que esperar que se estabilice para poder pensar en un recaudo”. De esta forma también mostró su descontento con las medidas planteadas.

Colombia aparece otra vez como escenario de la habitual disputa sectorial por los impuestos que lo afectan. Asomóvil, que también había mostrado una postura crítica cuando se aprobaron otros proyectos como la Reforma Tributaria, defiende con estudios y experiencia internacional su posición contra el Plan Marshall: gravar las telecomunicaciones genera “retrocesos en la inversión, no se recogen los recursos fiscales pretendidos e impactan el consumo de los usuarios”.

Fuente: Telesemana – Octubre 19 de 2020

Recomendados