fbpx
15
Sáb, Ago

Telecomunicaciones

El Banco Agrario anunció que Telefónica Movistar ganó la licitación para proveer de servicios TIC a la entidad financiera. El presidente de Claro aseguró que el contrato no debe ser firmado "hasta tanto la Procuraduría no investigue". 

La semana pasada, Claro (Comcel S.A.) hizo pública una denuncia por medio de una misiva al presidente del Banco Agrario, Francisco José Mejía, en la que advertía una filtración de datos por medio de la entidad financiera para favorecer a su competidor (Telefónica Movistar Colombia), en el proceso de adjudicación de una licitación en la que los dos operadores estaban en puja para prestar los servicios de conectividad y seguridad informática para el funcionamiento y operación en esa entidad financiera. La licitación la ganó Movistar, según anunció Mejía este martes. 

Las denuncias de Claro señalaban que Telefónica Movistar Colombia habría tenido acceso a información privilegiada, una ventaja que tendría la compañía para obtener mejores calificaciones que su competidor para que, de ese modo, la licitación fuera un hecho. En razón a lo anterior, Claro denunció un trato desigual en la puja por la licitación. La misiva de Claro fue firmada por Hilda María Pardo Hasche, representante legal de la compañía.

SEMANA Noticias habló con Juan Carlos Archila, presidente de América Móvil, multinacional dueña de Claro, quien aseguró que la denuncia hecha por el operador "es un problema que es endémico en la contratación de los servicios TIC. Como empresa siempre hemos tenido la necesidad de denunciar este tipo de hechos cuando lo hemos tenido que hacer". Lo anterior, haciendo referencia a las diferentes denuncias hechas por Claro en esta materia, como los contratos licitatorios con el Sena en años anteriores.

Sobre si se trató de un hecho de corrupción o no, Archila explicó que no tiene "conocimiento de eso, pero estamos alertando y le enviamos notificación al presidente del Banco Agrario para que tome cartas en el asunto. Encontramos que se subsanó la información. Se le permitió a nuestro competidor, con base en la información que se le proporcionó, que cambiara su propuesta. Recibimos un par de irregularidades porque nos llegó un anónimo donde se evidenciaba que la calificación había sido manipulada", dijo el presidente de Amércia Móvil. 

Cabe anotar que el presupuesto inicial que tenía el Banco Agrario para la firma del contrato en mención era de $120.902 millones. Sin embargo, los costos se redujeron una vez Colombia Telecomunicaciones S.A. (Telefónica Movistar Colombia) presentó su oferta por un monto de $99.841 millones. Con la cifra entregada por la compañía, el Banco Agrario evidenció un ahorro de $21.060 millones, es decir, 17,42 por ciento y una diferencia de $5.997 millones frente a la oferta de su competidor Claro.

"Aquí lo importante es entender que se hace la asignación hoy, pero nosotros el viernes pasado procedimos a recusar al presidente del Banco y al Comité Evaluador porque sentimos que no estábamos teniendo ninguna respuesta enfática de este tema. El Banco Agrario desesesetimó la recusación, no la resolvió, lo cual viciaría de nulidad este proceso y, adicionalmente, la Procuraduría decidió intervenir y aún no conocemos el reporte de la Procuraduría sobre estas investigaciones y que se nos dé una respuesta sobre este tema. Esperaríamos que no se lleve a cabo este contrato porque no sería regular y estaría viciado de nulidad", dijo el presidente de la compañía. 

Archila explicó que la forma como se evalúan estas propuestas tienen dos elementos: lo económico y lo técnico. "En este caso, lo que había establecido el Banco es que 600 puntos se otorgaban para el ganador de la parte económica y 400 puntos para el ganador de la parte técnica. Incluso denunciamos que en algún momento nuestro competidor no cumplía técnicamente con lo requerido por el banco, cosa que subsanó con la información que recibió. Eso no debió haber pasado", añadió. 

En cuanto a los costos, anteriormente expuestos, el directivo admitió que "es cierto que tuvimos una propuesta económica más costosa, pero al final del día eso se ve en la subasta inversa. Durante el proceso de la subasta inversa, que es competir a ver quién ofrece menos, (Movistar) terminó haciendo lances que realmente terminaban generando la posibilidad de manejar los puntajes, que es lo que estamos denunciando. Pedimos a las autoridades que revisen y vean si estamos en lo correcto". 

En su momento, Telefónica Movistar Colombia salió a defenderse de las acusaciones de Claro, rechazando los términos en los que la representante legal de Comcel S.A. se refirió al proceso de licitación, que, además de cuestionar la presunta filtración de datos, también denunció la alteración de la evaluación realizada por el consultor técnico externo que fue contratado por el Banco Agrario, en este caso, la Universidad de los Andes. La universidad, a juicio de Claro, habría beneficiado a Movistar, entre otras cosas porque Claro señala que Movistar no cumplía con varios de los requisitos mínimos que otorgan el puntaje. 

A su vez, el Banco Agrario, en cabeza de Mejía, rechazó los cuestonamientos hechos por Claro y señaló que era falso que la entidad "haya divulgado información confidencial de la propuesta de Comcel S.A. al otro proponente”. En cuanto al puntaje que requerían los competidores para ganar la licitación, el Banco negó que Movistar no cumpliera con los requisitos, como lo afirmó en su momento Claro. 

En la tarde del viernes, Claro, propiedad de la empresa mexicana América Móvil, celebró la intervención de la Procuraduría en esta historia. Intervención que, vale destacar, fue solicitada por el Banco Agrario. En la misiva, Claro señaló que no era la primera vez que ocurrían este tipo de situaciones en los procesos licitatorios y señaló que el ente de control "debe investigar en forma seria, profunda y oportuna los hechos denunciados y la evidencia aportada con el fin de garantizar la transparencia del proceso".

En el curso de la carta, Claro dijo lamentar "las declaraciones del presidente del Banco Agrario, indicando que las denuncias presentadas solamente buscan incidir en los funcionarios públicos que deben tomar la decisión. Como es conocido por la opinión pública, esta no es la primera vez que Claro denuncia este tipo de irregularidades, como sucedió con el contrato del Sena de 2014, donde la Procuraduría, la semana pasada, destituyó e inhabilitó a la exdirectora administrativa y financiera del Sena, por 13 años, por afectar el resultado de la licitación en favor de Telefónica, aun cuando en su momento el Presidente del Sena negó enfáticamente cualquier irregularidad en el proceso", dijo la compañía de procedencia mexicana. 

En los ires y venires de esta discusión, Claro recusó al presidente del Banco Agrario y al Comité Evaluador por “prejuzgamiento y falta de imparcialidad en relación con una decisión que está prevista para tomarse el 21 de julio, con el propósito de que sean designadas personas independientes e imparciales que estudien el caso, revisen las denuncias y tomen una decisión libre de cualquier conflicto". 

Fuente: Semana – Julio 22 de 2020

Recomendados