fbpx
03
Vie, Jul

Telecomunicaciones

Hay desde cámaras térmicas hasta mapas inteligentes. La tecnología sería la clave.

La reapertura económica es una realidad en países que fueron afectados por la pandemia antes que Colombia. Por ejemplo, en España, Alemania o Francia, miles de comercios ya iniciaron operaciones, regidos por estrictos protocolos de bioseguridad.

En ese sentido, Colombia –después de más de 100 días desde que se detectó el primer caso– apenas está llegando a una fase de cuarentena en la que, aunque muchos ciudadanos ya pueden salir, todavía no se ha reactivado completamente el comercio y apenas se están adoptando medidas para resguardar la salud de las personas y mitigar el impacto de la pandemia.

Por esta razón, la tecnología tomó más fuerza que nunca en el diario de vivir de millones de personas. Así lo evidencia la adopción de nuevos dispositivos, como cámaras térmicas que permiten medir la temperatura corporal de múltiples usuarios en pocos segundos.

Así mismo, se avanzó en la implementación de vehículos autónomos para la entrega de domicilios. Por ejemplo, la plataforma Rappi inició hace algunas semanas pruebas piloto para que sus entregas de pedidos fuesen a través de estos carros, que pueden controlarse a distancia y ofrecen todos los beneficios del distanciamiento social.

Entre otras soluciones, el tablero informativo de la Universidad Johns Hopkins “está recibiendo más de 3 millones de visitas por hora. Este uso del sistema se debe principalmente al empleo de las fuentes autorizadas y confiables de información sobre el covid-19”, explica Paul Ross, gerente sénior de Esri. Y este tipo de soluciones “proporcionan información útil”.

Más prevención

“Podemos detectar 5.000 personas en media hora, mucho más rápido que con un medio tradicional y con una certeza de 0,3 grados. Las cámaras son ideales para una primera detección en las entradas a aeropuertos, centros comerciales e, incluso, oficinas”, explicó Carlos Wu, gerente en Colombia de Dahua Technology.

Hace poco más de dos semanas, esta tecnología de cámaras térmicas se implementó en el Centro Hospitalario Transitorio de Bogotá, instalado para atender a pacientes que requieren hospitalización y no se les haya diagnosticado covid-19.

La solución instalada en la entrada peatonal del lugar tiene una precisión de más o menos 0,3 °C. En ese sentido, si alguna persona ingresa al hospital y tiene una temperatura superior a 38 grados centígrados, la cámara activa una alarma sonora y visual para iniciar los protocolos médicos necesarios.

Con esta solución, desde la compañía apoyamos, a través de nuestro control preliminar, los esfuerzos de las entidades de salud en proteger a los pacientes trasladados al Centro Hospitalario Transitorio. Para Dahua es necesario realizar un trabajo conjunto con el fin de tener un seguimiento de lo que nuestra cámara considere una alerta” afirmó Wu.

Esta tecnología ya se implementó en más de 50 países y está distribuida en centros comerciales, bancos, parques empresariales, aeropuertos y lugares públicos de alta concentración de personas. Esto con el propósito de mitigar el riesgo de contagio del virus, ya que su rápida instalación ha permitido conseguir un mayor control.

En ese sentido, el uso de las redes wifi y Bluetooth también se plantearon como una herramienta clave para la reapertura de los centros comerciales.

“Esta es la respuesta más efectiva que tienen los comercios para operar en medio de esta coyuntura, ya que a través de herramientas como el wifi, las empresas pueden obtener los datos de sus usuarios y conocer el comportamiento de ellos dentro de los establecimientos”, dijo Edwin Pardo, cofundador de DataWifi, empresa colombiana pionera en el análisis y la recolección de datos.

Los espacios bioseguros y de tránsito inteligente son estrategias que, gracias a la tecnología que ofrece el wifi, administran la afluencia de público por espacio y les brinda a los ciudadanos las medidas de protección para evitar el contacto con agentes infecciosos”, añadió Pardo.

Y agregó que el wifi les brinda a los comercios la posibilidad de establecer un canal de comunicación con los visitantes a través del cual se puede tener un cruce de información pertinente.

Con esta tecnología, también es posible enviar mensajes a los usuarios o promover campañas de prevención de la pandemia que generen conciencia entre los visitantes”, concluye Pardo.

Fuente: El Tiempo – Junio 11 de 2020

Recomendados