fbpx
13
Lun, Jul

Telecomunicaciones

Caracol Televisión informó ayer, por medio de la Superintendencia Financiera, que “se inició y se trabó la litis (litigio) de un tribunal” convocado por el canal, contra el Ministerio de las TIC, para que la cartera se pronuncie “sobre la desigualdad en el valor fijado por la concesión del Canal 1”.

El caso se remonta a 2016, cuando la antigua Autoridad Nacional de Televisión (Antv) adjudicó por 10 años el espacio conocido como ‘Canal Uno’ al consorcio Promesa Futura Plural Comunicaciones S.A.S., conformado por NTC (Noticias Uno), CM&, RTI y Hmtv.

Este consorcio se quedó con la licitación gracias a una oferta de $107.500 millones, 9,6% por encima del precio base que había fijado la Junta Nacional de Televisión, de la Antv, que era $98.268 millones.

Dicha licitación se desarrolló en medio de críticas por otros canales privados interesados en el proceso, como RCN, Caracol, Programar TV (antiguo programador del espacio que argumentó que había un caso pendiente y no resultó de su administración en 2013) y también Jorge Barón, cuyas producciones hacían uso del espacio.

Caracol Televisión, Programar TV y el apoderado de Jorge Barón sostuvieron que la licitación no debía llevarse a cabo y que podía estarse tratando de un posible detrimento patrimonial, porque en 2009, cuando Caracol y RCN prorrogaron por una década sus licencias, el valor que pagaron los dos canales ascendió a $187.184 millones.

En su momento, Caracol Televisión pidió una medida cautelar, con la que pretendía frenar la licitación del Canal Uno, pero esta solicitud fue inadmitida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca. El canal finalmente entró a operar en 2017 bajo la autoridad del consorcio.

Fuente: La República – Enero 28 de 2020

Recomendados