fbpx
15
Mié, Jul

Telecomunicaciones

En la subasta del espesctro en Colombia participarán los operadores, Tigo, Movistar, Claro y Partners. La joya de la corona es el bloque de 20MHz en 700MHz, que tendrá un precio base de $949.257.000.

Con un precio base de casi $1 billón por el bloque de entre 20 MHz a 700 Mhz, el próximo viernes se realizará finalmente la subasta del espectro de bandas. Las empresas Claro, Movistar, Tigo y Partners, fueron las que quedaron habilitadas para participar en el proceso.

La ministra TIC, Sylvia Constaín, aseguró que esta subasta busca generar un gran impacto dado que permitirá al país mejorar sus niveles de conectividad. “Colombia ha estado un poco atrasada con respecto al resto de los países en asignación de espectro, lo que se ve reflejado en los niveles de conectividad, s10000i nos comparamos con México, Perú, Chile o Argentina. Es por eso que queremos tener un gran impacto con esta subasta y salimos con una estructura cuyo objetivo claramente es conectar a los colombianos. Es decir, este proceso no busca atraer a más jugadores, ni más plata, sino que más ciudadanos tengan una mejor conectividad y llegar a aquellos que nunca la han tenido”, resaltó la ministra Constaín.

Algunos jugadores como Tigo (Millicom) y Movistar (Telefónica) habían manifestado sus inconformidades al proceso inicial, mientras que Claro había declarado su decidido interés de participar en la subasta. El 5 de noviembre pasado, la Junta Directiva de UNE EPM Telecomunicaciones no aprobó la participación de su filial Colombia Móvil (Tigo UNE) en esta operación.

Regulación

La regulación prevé para bandas bajas un tope de espectro de 45 MHz, lo que implica que dos de los actuales operadores que ya tienen espectro allí (Claro y Movistar, cada uno 25 MHz), solamente podrían participar por 20 MHz adicionales en la frecuencia de 700, mientras Tigo, que actualmente no tiene espectro en bandas bajas, podría hacerlo hasta por 45 MHz, que es el tope existente.

En desarrollo del cronograma establecido por el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones para el proceso de asignación de permisos de uso del espectro en las bandas de 700, 1.900 y 2.500 MHz, se cumplió la primera sesión de presentación y simulación del mecanismo de subasta y su plataforma.

“Con estas jornadas garantizamos la transparencia del proceso de la subasta en las tres bandas. El objetivo es que todos los participantes tengan las mismas oportunidades, por lo que brindamos las herramientas necesarias y el acompañamiento técnico para que todo transcurra de manera adecuada. Con estas sesiones de prueba estaremos listos para la subasta”, afirmó el viceministro de Conectividad y Digitalización, Iván Antonio Mantilla Gaviria.

La segunda jornada de pruebas está prevista para hoy, donde se resolverán las dudas de los delegados de las cuatro empresas habilitadas para participar, que estén interesados en verificar y entender el funcionamiento de la plataforma que usará el Gobierno nacional para realizar la subasta.

Mayor conectividad

La asignación de las bandas de 700, 1.900 y 2.500 MHz permitirá llevar conectividad de calidad a las regiones que hoy carecen de este servicio, especialmente a zonas rurales y de difícil acceso. También impulsará el desarrollo social y económico, la calidad de la prestación de los servicios a los usuarios, así como la inversión en el sector, lo que se verá reflejado en mayores oportunidades y mejores ofertas de servicios a menores costos, aportando a la disminución de la pobreza y reduciendo la brecha digital.

Esta subasta permite aplicar el mandato de la Ley 1978 de Modernización del Sector TIC, el cual dispone que la asignación del espectro radioeléctrico maximizará el bienestar social y fomentará la certidumbre en las condiciones de inversión.

La ministra Constaín explicó la asignación de estas bandas le sirve al país para conectar a las zonas rurales, donde no hay acceso.

“Por eso, la banda de 700 MHz es tan importante, porque gracias a ella podremos cubrir la Colombia profunda. Las bandas altas (1.900 y 2.500 MHz) son útiles para las ciudades, pues ayudan a tener mejores servicios en lugares con mucha densidad de personas”, manifestó.

El precio base del bloque de 20MHz en 700MHz, es de $949.257.000 siendo el más alto de toda la subasta y el Ministerio estima ofrecer cuatro de estos bloques.

En la misma banda de 700MHz, el ministerio tiene un bloque de 10 MHZ, por un precio base de $474.628.000, para un total de 90 MHz en la oferta.

Allí es dónde la situación se complica para Claro y Movistar pues ya cuentan con 25 MHz cada uno que les fue destinado por el Gobierno en 1994.

Condiciones

El decreto 2194 de 2017 estipula que para bandas bajas hay tope de espectro de 45 MHz, lo que implica que Claro y Movistar solamente pueden participar por 20 MHz adicionales en esta frecuencia, mientras Tigo, que actualmente no tiene espectro en bandas bajas, podría hacerlo hasta por 45 MHz, que es el tope existente y de la misma forma el cuarto interesado.

En la banda de 2.500 se subastarán ocho bloques de 10 MHz con previo base de $160.545.000; y en la banda de 1.900 el precio de reserva será de $228.350.000 millones. Ninguno de los operadores mostrará su estrategia antes de que se barajen las opciones e inicie la partida.

“Tigo es el único operador nacional que no ha tenido acceso a bandas bajas, después de 25 años se abrió esta oportunidad junto con la posibilidad de adquirir espectro en otras bandas. Nuestra operación móvil funciona en bandas altas, lo que nos ha demandado mayores inversiones frente a nuestros competidores. En caso de tener éxito en la subasta, vamos a tener una operación más robusta gracias a la dinámica entre bandas altas y bajas que podríamos alcanzar”, explicó Marcelo Cataldo, presidente de Tigo.

Además de llevar recursos para la puja, los operadores deben tener claro que la calificación final de adjudicación estará dada por la cantidad de localidades y municipios que se comprometan a conectar en contraprestación por el uso del espectro que está pidiendo.

El Ministerio tiene publicadas, la lista de las 5.766 localidades que quiere sean las beneficiadas.

“Además de conectar a los colombianos, esta subasta también fomenta la competencia, lo que se traducirá en mejores servicios para todo y mejores tarifas”, añadió Constaín. Con este proceso, en febrero del 2020 Colombia iniciaría el cierre efectivo de estas brechas.

“Este es el programa de conectividad más ambicioso que hemos tenido, vamos a llegar a millones de colombianos que aún no tienen estas oportunidades. Esta subasta es verdaderamente social porque llegaremos a los puntos más apartados”, dijo.

Fuente: El Nuevo Siglo – Diciembre 16 de 2019

Recomendados