20
Mié, Nov

Uno de cada seis países que avanzaron en materia de espectro para 5G es de Latinoamérica
Telecomunicaciones

Un nuevo informe de GSA ayuda como contexto para reflexionar dónde está parado Latinoamérica respecto de sus avances, al momento incipientes, en cuanto a espectro para 5G. Al cierre de agosto 71 países del mundo han avanzado en algunas de las etapas que implican espectro de la próxima generación y 11 de ellos son de la región.

Sin embargo, ya se ha dicho, adjudicar el espectro es un paso clave pero no suficiente para convertir oportunidades en beneficios.

El estudio da por hecho que los mayores avances se vieron en Europa, pues allí está por lo menos la mitad de los países que ya han asignado espectro para 5G, y en total hay 38 naciones o territorios que dieron los primeros pasos, como mínimo la consulta previa y en el mejor de los casos la asignación de activo compatible. Otro montón se encuentra distribuido entre Asia Pacífico y África y hay 13 en América. En este último grupo entran Canadá y Estados Unidos, además de los 11 integrantes del bloque Latinoamérica.

La misma entidad había identificado hace pocas semanas que 296 operadores de 100 países tenían a 5G como parte de su plan de inversiones. En cantidad de lanzamientos comerciales ya son 34 las empresas que los ejecutaron aunque “los servicios son inicialmente restringidos en términos geográficos, dispositivos disponibles o cantidad de usuarios alcanzados”. Sin embargo, en ese análisis quedaron afuera las decisiones de gobiernos, que es una parte fundamental en la cuestión, y que quedó de manifiesto ahora.

El listado de Latinoamérica está compuesto por, obviamente, Brasil, Chile y Uruguay, único país de la región en donde se presentaron servicios comerciales 5G aunque en una zona limitada. Los dos primeros, en tanto, son los que han puesto fecha tentativa a la entrega de espectro compatible. Será, aunque aún deben resolverse pasos previos, en marzo próximo en Brasil y 5G estará, o al menos eso esperan las autoridades, disponibles para 2022 en Chile.

En Centroamérica destaca Costa Rica, pues el regulador local prevé lanzar un estudio con foco en 5G antes de que termine el año. Siguen a la lista en Sudamérica Ecuador, que pretende subastar espectro compatible con 5G en 2020, y aparece también Argentina, Colombia, Perú y México, quienes han mostrado sus intenciones de avanzar con el tema ya sea con estudios específicos, consultas, redistribución o identificación de espectro compatible, según el caso.

Aunque la inclusión de algunos países en el estudio admite discusiones, pues también figuran en la lista Cuba y El Salvador, lo claro es que Latinoamérica muestra intenciones de subirse al tren de la quinta generación y casi cada país mostró algún pequeño avance al respecto. Eso del lado optimista, pues del pesimista 5G Americas advirtió hace algunas semanas que entregar espectro es solo el primer paso en el camino. A esto se suma que hay otros desafíos por superar como seguridad, investigación y verticales.

En este contexto, la región es igual al 15 por ciento del esfuerzo del mundo en avanzar hacia una nueva generación. Ya se ha dicho que llegar algo más tarde que el resto lo pone en mejor posición para no repetir errores de los que fueron pioneros. Sin embargo, una mirada más crítica pondría énfasis en que en países como Paraguay 5G ni aparece en el discurso de las autoridades y en Venezuela menos del 10 por ciento de las conexiones es 4G. A pesar de las excepciones, si darse cuenta del desafío es parte de la solución, Latioamérica parece al menos alertada.

Fuente: Telesemana– Septiembre 11 de 2019

Recomendados