20
Mié, Nov

62% de los municipios colombianos adoptaron normas para facilitar el despliegue de infraestructura
Telecomunicaciones

De los 1.103 municipios que tiene Colombia, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), 688 han adoptado normativas para facilitar el despliegue de infraestructura de telecomunicaciones.

En porcentaje, la cifra es igual al 62 por ciento. Además, hay siete departamentos, el 21 por ciento del total, en donde todos sus municipios adoptaron normas al respecto.

La situación actual es consecuencia de diferentes acciones del gobierno local para facilitar el despliegue a los operadores, indicó el Ministerio de TIC en un comunicado. Entre las decisiones está la de la Comisión Nacional de Comunicaciones (CRC), que desde hace algunos años instó a distintos municipios a revisar sus Planes de Ordenamiento Territorial con el ojo puesto, justamente, en promover la instalación de infraestructura usada para servicios de telecomunicaciones.

La entidad regulatoria ordenó a los municipios de Unión (Valle del Cauca), Soledad (Atlántico), Soacha (Cundinamarca), Floridabanca (Santander) y Planeta Rica (Córdoba), por citar algunos ejemplos, a evaluar las condiciones de suelo, distancias y requisitos adicionales que puedan perjudicar la instalación de infraestructura. En la revisión se encontraron deficiencias en los tiempos para obtener permisos, prohibición de despliegue en sitios residenciales y otros  problemas burocráticos.

A mediados de 2018, además, la Agencia Nacional de Espectro (ANE) indicó que estaba trabajando en cambios en las resoluciones de campos electromagnéticos para que pueda desplegarse infraestructura de forma más sencilla en el país. Justo antes de ese anuncio la GSMA consideró que un mejor marco regulatorio para el despliegue de infraestructura era una de las claves a atender por los candidatos a presidente de las elecciones que luego ganaría Iván Duque.

La estrategia local está en sintonía con la regional, pues casi cada uno de los países ha avanzado en algún sentido con normas a favor del despliegue, como el caso de Chile; uso de edificios públicos para infraestructura de telecomunicaciones, por ejemplo en México, o la inclusión de tuberías de fibra óptica en proyectos de construcción en República Dominicana. Los avances particulares intentan, cada vez con más fuerza, sacar la palabra déficit que todavía define la situación de Latinoamérica en la materia.

Fuente: Telesemana – Agosto 22 de 2019

Recomendados