20
Dom, Oct

El lío de los demás operadores en Colombia con Claro
Telecomunicaciones

Este mes, la Comisión de Regulación de las Comunicaciones, CRC, debe tomar una decisión sobre si la compañía Claro tiene ‘dominancia’ en el mercado de las telecomunicaciones en Colombia. 

Esto se refiere a si una empresa tiene la capacidad de determinar las condiciones de precios y cantidades en el mercado, afectando a los demás competidores.

Según las directivas de Claro, esto no ocurre en el país, y la libre competencia no se está viendo afectada. Pero los operadores Movistar, Tigo, ETB, Avantel y Virgin piensan lo contrario.

¿Cuál es la realidad?

Actualmente hay 64,5 millones de abonados a la telefonía móvil en Colombia. Al cierre del 2018, el mayor jugador era Claro (Comcel), con el 
46 % del mercado; seguido por Movistar, con el 24 %; y Tigo, con el 18 %. 

En el plano del servicio de internet móvil, o datos, el 2018 terminó con 11,6 usuarios en el país. De esta cifra, Claro (Comcel) tenía 6,08 millones de suscriptores; Movistar, 3.4 millones; y Tigo, 1.4 millones.

Adicionalmente, la mayoría de estos operadores compiten en el campo del servicio de televisión satelital y por cable, que tiene 5,8 millones de usuarios en el país, según datos a mayo de la Autoridad Nacional de Televisión.

La firma con más clientes es Claro, con 2,4 millones de usuarios, el 42 % del total. En segundo lugar aparece Tigo, que tomó los servicios de televisión de Une, con 1,18 millones de clientes. Después aparece Directv, cuya mayor apuesta son los canales de deportes, con 1,02 millones de suscriptores repartidos en todo el país.

El pleito

La participación de Claro tiene preocupados a los otros operadores del país, que han elevado demandas ante el Gobierno Nacional, la Comisión de Regulación de las Comunicaciones (CRC) y la Superintendencia de Industria y Comercio. 

Según ellos, hay un escenario de ‘excesiva concentración’ en el mercado, que pone en riesgo, por ejemplo, la oferta de precios competitivos para los usuarios. Pero también, desestimula las inversiones por parte de los operadores en Colombia, un tema clave si se tiene en cuenta que están pendientes asuntos cruciales como la subasta del espectro en bandas de 700 MHz y el desarrollo de redes 4G y 5G.

“Claramente en Colombia hay un problema de competencia. Hay un operador que es dominante, que se aprovecha de ello para impedir la competencia. Es un problema de mercado que afecta a todos los colombianos”, dice al respecto Ignacio Román, presidente de Avantel para Colombia. 

El empresario advierte que valiéndose de su condición de ‘dominancia’, Claro implementa ofertas segmentadas a los usuarios de otros operadores. 

“Llama a nuestros clientes y les dice: ‘Oye, te hago un descuento en telefonía fija si te pasas conmigo a telefonía móvil’. Actúan de manera segmentada para hacer ofertas particulares, no para beneficiar a sus clientes, ni al mercado, sino para quitarle a los otros operadores”, dice el CEO de Avantel. 

Con sus reclamos, los operadores acudieron esta semana a la Ocde, para buscar un ‘espaldarazo’ del organismo internacional. Esto motivó que Claro enviara también un pronunciamiento ante esa entidad, asegurando que su participación en Colombia ha sido ganada a punta de inversiones. 

“En lugar de promover la competencia en beneficio de los usuarios, los otros competidores quieren lograr ventajas regulatorias que les permitan ganar mercado sin hacer las inversiones que el país necesita”, manifestó la firma de origen mexicano en la carta enviada a la Ocde. 

También, Claro se ha defendido destacando el crecimiento de la oferta en el sector de telecomunicaciones en los últimos años, lo que para ellos es muestra de libre competencia. “Hoy existen nueve operadores, hace seis años eran solo tres, y por ello Claro ha perdido casi 20 puntos de participación en una década”, dijo la compañía, que también subraya la reducción de precios para los consumidores y medidas como la eliminación de cláusulas de permanencia. 

Fuente: El País – Julio 5 de 2019

Recomendados