25
Dom, Ago

La Ocde es el nuevo jugador en la pelea por la dominancia en servicios móviles
Telecomunicaciones

Según Claro, esta no es la primera vez que las empresas competidoras se escudan en este tipo de discursos, pro- competencia.

Después de que Movistar, Tigo, Virgin, ETB, Suma Flash Mobile y Avantel firmaron una carta dirigida a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Ocde, argumentando que Colombia presenta una concentración de mercado que genera un desequilibrio y un mal para los consumidores en términos de competitividad, Claro se pronunció y también dirigió una carta a la entidad, explicando que su tamaño en el país lo han logrado por medio de sus inversiones y que no hay pruebas suficientes para declararlos dominantes.

Del mismo modo, en un comunicado de la compañía explican que “en una carta enviada al Secretario General de la Ocde, Claro señala que sus competidores, entre los cuales hay varios con una importante participación accionaria del Estado, buscan minimizar sus inversiones en Colombia” y agrega, “en lugar de promover la competencia en beneficio de los usuarios, los otros competidores quieren lograr ventajas regulatorias que les permitan ganar mercado sin hacer las inversiones que el país necesita”.

Adicionalmente en la carta, Carlos Zenteno, presidente y representante legal de Comcel S.A., afirmó que “el pedido de algunos operadores se asemeja más a una solicitud de restringir o reducir la competencia como resultado de una gestión de lobby impulsada por ellos”.

Además, tal como los otros operadores, también cita un estudio de la Ocde (del mercado de telecomunicaciones realizado en 2014), asegurando que “el Estado tiene una importante participación accionaria, lo que la llevó a este organismo a recomendar eliminar a la brevedad dicha distorsión en el mercado”.

Claro agregó en su comunicación que para la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, máxima autoridad de competencia, “no resulta suficiente el soporte probatorio a efectos de acreditar que Comcel cumple con todos y cada uno de los elementos que permitan su calificación como operador con posición de dominio en el mercado de servicios móviles en los términos y condiciones establecidos por la propia Comisión de Regulación de comuncaciones, CRC”.

Santiago Pardo, vicepresidente de asuntos regulatorios de Claro, aseguró que en la carta enviada a la Ocde, hicieron énfasis especial en la respuesta dada por los entes regulatorios del país. “La Superintendencia de Industria y Comercio llegó a la conclusión de que no hay evidencia alguna de que Comcel tenga una posición dominante en el mercado”, y agregó que “Comcel es una empresa grande, lo que obedece a que tiene mayores inversiones que las de sus competidores y estos elementos nos parecieron importantes que fueran conocidos por la Ocde”.

Fabián Hernández, presidente de Telefónica en Colombia, respondió a esta situación diciendo que “la situación del mercado de voz móvil favorece a Claro de forma injustificada. Mientras que nuestra red es abierta, con 50% del tráfico que va a otros operadores, la de Claro se mantiene cerrada, pues 70% de su tráfico es al interior de su red (on net), por lo cual, solamente Telefónica debe pagarle a Claro $25.000 millones anuales”.

Fuente: La República – Julio 3 de 2019

Recomendados