17
Lun, Jun

‘Apps’ de transporte urbano ya están en 15 ciudades del país
Telecomunicaciones

A pesar de que el Gobierno dice que esta actividad es ilegal, operan siete plataformas de viajes, que cada día realizan unos 300.000 servicios.

A pesar de que la posición oficial del Ministerio de Transporte es la de sancionar a los conductores de vehículos particulares que trabajan con aplicaciones de movilidad, tales como Uber o Beat, lo cierto es que cada vez más empresas que ofrecen servicios equivalentes o similares están llegando al país.

Actualmente, hay cinco plataformas posicionadas en el mercado –y dos más emergentes–, que, en conjunto, ya operan en 15 ciudades de Colombia, y se estima que diariamente se hacen al menos 330.000 viajes mediante estas plataformas. Sin embargo, la cifra podría ser significativamente superior, teniendo en cuenta que no todas las empresas revelan sus estadísticas.

No obstante, se estima que alrededor de 1% del total de viajes que se hacen dentro de las ciudades de Colombia son a través de aplicaciones de ‘ridesharing’, lo que está por debajo del nivel de penetración de este modelo de transporte en otros mercados como Brasil y Estados Unidos, donde el porcentaje puede oscilar entre 3% y 4%.

Ahora bien, según la más reciente encuesta de percepción ciudadana, en la capital colombiana esa proporción asciende a 3%. Lo anterior podría explicarse con que la mayor parte de la oferta de transporte mediado por aplicaciones, está presente en Bogotá.

Uber, que fue la empresa pionera con este modelo de negocio en el país, comenzó a operar en 2013, y de acuerdo con sus registros, cuenta con 88.000 socios conductores en 12 ciudades.

Según los directivos de la firma, en promedio se están mediando alrededor de dos millones de viajes a la semana, lo que equivaldría a 286.000 al día.

Por su parte, Picap, la aplicación colombiana que nació para conectar a conductores de motos con usuarios, y que ha sido fuertemente criticada por las autoridades, e incluso demandada por el Ministerio de Transporte, ha sido la de mayor crecimiento registrado en cuanto a viajes y número de socios conductores.

De acuerdo con esta firma, actualmente están manejando un promedio de 50.000 viajes diarios, 45.000 de los cuales se hacen por motociclistas y otros 5.000 con automóviles.

Pues, si bien los viajes en carro no son su foco, y estos conductores no tienen que pagar una tarifa (como si lo tienen que hacer los de las motos), la empresa decidió ampliar su oferta e incluir esta opción hace unos meses. Ahora también ofrecen servicio de mensajería.

En cuanto al número de socios conductores, señalan que hay 80.000 personas registradas, lo que los pone en el segundo lugar de este indicador.

Beat, que cumplió un año de operación en el país, cuenta con 59.000 socios conductores, y recientemente lanzó la opción Beat Lite, que ofrece viajes a menor precio hechos en carros más antiguos. Para esta categoría se aceptan autos cuyo modelo esté entre 1990 y 2005.

“Nosotros sabemos que en este momento hay personas que no pueden acceder al transporte a través de aplicaciones, y por ende quisimos llegar a ellos con otro producto a un precio asequible”, señaló Alejandro Arbeláez, gerente de operaciones de Beat.

El ejecutivo además destacó que la demanda de viajes en la aplicación ha tenido un crecimiento mes a mes, entre 30% y 40%, que esperan siga constante al cierre de 2019.

Otras de las aplicaciones que se conocen en el país son Cabify, que arrancó en el 2015, InDriver, que empezó en diciembre de 2018 y Fory, que fue lanzada también en esa época por ‘desertores de Uber’, quienes consideraban que las comisiones eran muy altas.

Nuevo jugador

El lanzamiento más reciente de una de estas plataformas en el país fue el de DiDi, aplicación originaria de China que empezó a operar oficialmente este miércoles en Bogotá.

Actualmente esta plataforma cuenta con 31 millones de socios conductores de viajes compartidos en Asia, América Latina y Australia.

Colombia fue su tercer destino en la región, luego de empezar a trabajar en Brasil y México.

Pero, sin duda llamó la atención la rápida acogida que tuvo entre los socios conductores, pues en el primer día de abiertas las inscripciones se registraron 3.000 personas. Hoy, hay 16.000 inscritos, de los cuales ya han sido aprobados 12.000.

La meta, de acuerdo con Mi Yang, gerente de expansión en Latinoamérica de la firma, es tener una participación en el mercado de Bogotá de 30% en dos semanas, y señaló que en dos meses lanzarán un nuevo producto para los taxistas.

“Nosotros nacimos como una empresa de taxis y luego crecimos, en el mundo ofrecemos otros servicios de movilidad que incluyen bicicletas y scooters compartidas. Pero venimos con toda la intención de aportar”, dijo Yang.

Uno de los diferenciadores, según la firma, es la seguridad. “Por eso, por ejemplo, el nivel de compatibilidad que tiene que demostrar un conductor cuando la aplicación le pida hacer reconocimiento facial, es de 98%. Cuando en otras plataformas el nivel es de 20%”, explicó el ejecutivo.

Otro de los aspectos que destacó Yang, es que la comisión que deben pagar los conductores es de 10% sobre el valor de la carrera, lo que es inferior a otras aplicaciones como Uber, que es de 35%.

En cuanto a los precios para los usuarios, Yang aseguró que esta aplicación no manejará tarifas dinámicas.

La firma destacó además que cuentan con un call center para recibir las quejas de los usuarios, y que ofrecerán atención personalizada en tres puntos de Bogotá.

Además, brindan la posibilidad a los conductores de elegir hasta tres destinos al día en los servicios que aceptan y tanto conductores como usuarios estarán amparados contra accidentes por una póliza.

No regulados o ilegales

De acuerdo con el Ministerio de Transporte, en Colombia está prohibido prestar servicio de transporte público a través de vehículos particulares, por lo que de hecho, ya han sido varias las sanciones económicas impuestas a algunas de estas empresas. Incluso, se han cancelado licencias a más de 700 conductores que trabajaban con algunas de estas aplicaciones, por instrucción de la misma autoridad. No obstante, esta decisión fue demandada y cabe la posibilidad de que sea eliminada.

Uber ha propuesto que para regular su servicio, se cree una nueva categoría llamada Transporte Privado Intermediado por Plataformas (Tpip).

Fuente: Portafolio – Junio 7 de 2019

Recomendados