25
Dom, Ago

Ley TIC se enfrenta a su ‘última milla’
Telecomunicaciones

Luego de turbulentos meses en el que la denominada ‘Ley TIC’ ha sido cuestionada desde diversos sectores, la iniciativa legislativa parece ver luz en el camino ante el último debate.

El proyecto de ley de modernización del sector TIC, que tanta suspicacia ha generado en el país, llega a su fase definitiva este martes, cuando se discuta en la plenaria del Senado de la República en último debate.

Luego de turbulentos meses en el que la denominada ‘Ley TIC’ ha sido cuestionada desde diversos sectores, la iniciativa legislativa parece ver luz en el camino.

Con la premisa de conectar a cerca de 20 millones de colombianos que no tienen acceso a internet de calidad, la ministra de las TIC Sylvia Constaín ha dado una batalla para que además, repunte la inversión en el sector que ha decaído en los últimos años.

De los principales puntos de la iniciativa se resalta maximizar el uso del espectro radioeléctrico hasta por 20 años –plazo que en estos momentos es de 10-. En la propuesta inicial se hablaba de 30 años, pero ante la presión de varios congresistas y la opinión pública, se tuvo que reducir. En países como Chile, las asignaciones del espectro son por 30 años y está comprobado que incentiva la inversión.

Además se prevé una reestructuración de la inversión por medio de contribuciones en un fondo único que fusionaría el Fondo de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (FonTIC) y el Fondo para el Desarrollo de la Televisión y los Contenidos (FonTV).

De la misma manera, se retomaría la creación de un regulador convergente, en el que la Agencia Nacional de Televisión, pasaría a ser parte de la Comisión de Regulación de Comunicaciones.

De la convergencia propuesta, también se ha criticado que no se incluye a las plataformas OTT (over the top), como Netflix que distribuyen contenidos por demanda a través de internet. No obstante, la ministra Constaín dijo a Dinero que todos los problemas del sector no se pueden solucionar solo con un proyecto. “Este es un primer paso”, comentó.

Lucas Gallitto, director de Políticas Públicas para América Latina, de la GSMA, que agrupa a más de 800 operadores móviles alrededor del mundo, comentó a Dinero que lo plasmado en el proyecto garantiza igualdad de oportunidades para los operadores de telecomunicaciones.

“Creemos que es importante que el proyecto salga porque hace varios años Colombia no asigna un solo MHz de espectro para los servicios TIC, un retraso en comparación a los otros países de la región. La industria móvil no es más esa industria que tenía unos márgenes de ganancias de dos dígitos. Mientras que aumenta el tráfico, más gente usa datos, los ingresos están decreciendo”, opinó.

De acuerdo con Gallitto, esa realidad tiene que ser acompañada por la duración de las licencias de uso del espectro. “Si el período de recuperación de la inversión es más largo, el período de las licencias también debe ser más largo”.

“En ningún momento esto va a ser un regalo para los operadores de telecomunicaciones. Lo que decimos es que se pongan precio de reserva sensatos y dejar que las fuerzas del mercado, en subasta, llegue a un valor óptimo”, añadió.

Entre tanto, las compañías de telecomunicaciones esperan ansiosas lo que ocurra con la ley, porque según han dicho, de esa regulación dependerán inversiones próximas.

En concreto, su participación en la subasta del uso de las bandas de 700 y 1900 megahercios (MHz), que tiene un plan de acción del curso y que aunque sin éxito se ha intentado llevar a cabo desde el 2015, el Gobierno dice que la hará ante dos escenarios: con ley y sin ley.

Alberto Samuel Yohai, presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT), afirmó a este medio que el proyecto además de generar mayor inversión en el sector, beneficiará a los colombianos de áreas más apartadas con mejor conectividad.

Telecomunicaciones ha sido, paradójicamente, uno de los sectores más rezagados en los últimos años: hace apenas un par de lustros era uno de los principales motores de la economía, pero desde el primer trimestre de 2015 viene decreciendo o, en el mejor de los casos, crece pero por debajo de la velocidad a la que lo hace el país.

Su inversión se redujo 48% en los últimos cuatro años, en medio de críticas por la falta de certeza jurídica, que estuvo acompañada por una profunda desaceleración en la economía.

Fuente: Dinero – Mayo 29 de 2019

Recomendados