Colombia se raja. Lugar 114° en ranking de velocidad de conexión a internet
Telecomunicaciones

En términos de vanguardia tecnológica, los rankings que miden la competitividad y desarrollo de una nación se fijan cada vez más en la infraestructura digital y, en estos, Colombia y los países de América Latina en general no son los mejores posicionados.

En el estudio anual que realizó Cable.co.uk en conjunto con New America’s Open Technology Institute y Google Open Source Research, luego de completar más de 163 millones de pruebas de velocidad de banda ancha en el mundo, el mejor país de la región fue Panamá con una velocidad promedio de 7,05 megabits por segundo (Mbps) que lo ubican como el más destacado en el lugar 72. Por su parte, Colombia se ubicó en el puesto 114 con 3,25 Mbps, destancándose en la misma posición que ocupó en 2017.

Con este resultado, se puede descargar una película en calidad HD de cinco horas en poco menos de tres horas y media de bajada, “lo que es una media muy negativa respecto a otros países que tienen menores recursos e inversión que Colombia en materia digital”, expresó Jorge Guzmán, experto en nuevas tecnologías de la Universidad de Antioquia.

Mientras que en América Latina se sufren malas condiciones de conectividad en general, destacando negativamente Venezuela como el más retrasado en el puesto 176, el top 10 mundial lo ocupan Singapur, Suecia, Dinamarca, Noruega, Rumania, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Hungría y Suiza, los cuales ostentan velocidades de 60 a 30 Mbps.

Incluso los países más desarrollados del continente como Estados Unidos y Canadá ocupan lugares secundarios en el listado pues se posicionan en 20 y 33, respectivamente, “lo que indica que hay una gran brecha de conectividad con los europeos y las principales potencias asiáticas”, apuntó Victoria Aguirre, experta en medios digitales de la UPB de Medellín.

Colombia ocupa el lugar 114° en el ranking de velocidad de conexión a internet global

A pesar de esta realidad a nivel local y en los países vecinos, algo que reveló este estudio es que el promedio mundial tuvo un incremento de 23% en velocidad de descarga, pasando de 7,40 Mbps en 2017 a 9,10 Mbps en 2018.

Sin embargo, este avance se logra en gran medida por los aportes de los países más desarrollados que aumentan el promedio global, gracias a su infraestructura de última generación y a implementaciones más eficaces, “lo que no quiere decir que hay mejor internet para la mayoría pues estas enormes velocidades se concentran en una pequeña parte de la población y no se extienden a regiones que de verdad necesitan mejoras en conectividad”, agregó Guzmán.

Los 100 primeros países en conjunto ganaron 5,4 Mbps, mientras que los 100 últimos, sumaron solo 0,41, “reflejando las brechas que existen al igual que en la economía global, en el entorno digital”, dijo Aguirre.

Fuente: La República – Febrero 4 de 2019

Recomendados