19
Mié, Jun

¿Le llegó la mala hora al mercado de los smartphones?
Telecomunicaciones

El mercado de smartphones enfrenta enormes desafíos. ¿El mundo está llegando al límite con estos aparatos?

A finales de año, la industra de los smartphones recibió dos noticias duras. Por un ladoApple anunció que, por primera vez en 13 años, sus ingresos trimestrales para el último periodo de 2018 fueron US$84.000 millones por debajo de lo esperado, US$89.000 millones.

Como si no fuera suficiente para la industria, Samsung también informó a comienzos de este año una caída en sus utilidades operativas cercana a 29%.

Las alarmas se encendieron inmediatamente, no solo entre los fanáticos de estas marcas, sino, especialmente, entre los inversionistas, y esto produjo un duro golpe en el valor de las acciones de estas dos grandes compañías de tecnología. La acción de Apple hoy se cotiza alrededor de los US$155, cuando en agosto el papel logró su máximo histórico de US$227. Igualmente, a comienzos de 2019, la acción de Samsung cayó a mínimos durante los últimos doce meses.

Estos anuncios llevaron a muchos a preguntarse por las razones de esta caída en las ventas y las utilidades en las dos más grandes compañías.

Jim Cook, CEO de Apple, dejó entrever que la desaceleración en China ya es evidente y que la desestimaron, lo que causó la sorpresa. No obstante,las ventas de celulares ya venían cayendo desde mediados de 2018.En su reporte sobre el mercado de los smartphone, la firma IDC reveló a comienzos de noviembre que en el tercer trimestre del año pasado la caída en venta en toda la industria fue de 6%, liderada por Samsung; en total fueron vendidos 355,2 millones de unidades.

Así que no resulta descabellado pensar que tal vez algo estructural esta ocurriendo en este mercado que ha logrado una década de crecimientos importantes, pero que tal vez está llegando a sus límites.

Por eso vale la pena preguntarse cuáles son las causas de este fenómeno y cuáles son las características de esta transformación estructural que está enfrentando una de las industrias más revolucionarias y transformadoras de los últimos años.

Cada vez es más duro crecer

Lo primero que queda en evidencia es que para las compañías celulares se está convirtiendo en una dificultad establecer unas estrategias eficaces para ganar mayor participación en el mercado y crecer en unidades. Esto podría ser un síntoma de que este sector estaría llegando a su límite: crecer más allá de los 1.500 millones de unidades al año sería todo un milagro, lo que generaría enormes presiones de innovación para las compañías.

Según un documento del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre el mercado celular en el mundo,claramente la industria de celulares ha implicado una enorme transformación, especialmente para muchos países asiáticos que se han convertido en líderes del mundo tecnológico.La necesidad de establecer cadenas de logística para suplir toda la demanda mundial ha tenido un impacto muy favorable en los sectores exportadores de China, Corea o Taiwán.

El informe del FMI, firmado por Benjamin Carton, Joannes Mongardini y Yiqun Li, señala que “el ciclo tecnológico es una de las principales características de la economía global”. Tal ciclo implica, por ejemplo, que los lanzamientos de los iPhone se han convertido en impulsores de las economías asiáticas, por cuenta de las cadenas de suministro que se deben desarrollar para lograr cumplir con las exigencias y cubrir la demanda global de estos aparatos.

Sin embargo, el nivel de ventas anual que alcanzó la industria (1.500 millones de unidades) significa que uno de cada cinco seres humanos compra un celular cada doce meses. Así las cosas, se necesitarían cinco años para que toda la humanidad haya renovado su smartphone; eso le impone un límite natural a la capacidad de la industria de seguir creciendo en unidades o de seguir aumentando sus precios. Esta situación lo que implica es que las compañías hacen todo lo posible por ofrecer una mejor experiencia de uso y servicios adicionales.

Para lograrlo es necesario invertir enormes cantidades de dinero y talento humano en innovación; la conclusión es que los nuevos smartphones están llegando a precios elevados. Por eso, el estudio del FMI lanza una hipótesis: que el mercado global de los smartphones se empezara a saturar hacia finales de 2015, justamente, porque cada año de ventas representa prácticamente 20% de la población mundial.

El ciclo se agudiza por cuenta de la desaceleración de la demandaque lleva a muchos usuarios a aplazar sus decisiones de compra de smartphone. A esto hay que sumar el ascenso de otras marcas asiáticas como el caso de Huawei que ha venido ganando terreno y que ha puesto cada vez más dura la disputa por la participación de mercado.

Todos estos son los factores que están incidiendo hoy en la industria de los smartphones, que ha sido una de las más grandes revoluciones de la última década. Es claro que cada vez resulta más difícil crecer en este mercado. Esa es la nueva realidad.

Fuente: Revista Dinero – Enero 31 de 2019

Recomendados