15
Mar, Oct

Bancos con wifi: en Colombia ya hay más de 300 sedes con el servicio
Telecomunicaciones

La herramienta facilita el acceso a los servicios y segmenta al cliente, además prioriza y minimiza el tiempo de espera en las entidades bancarias.

 Además de los comercios que ofrecen red wifi para atraer, retener y recompensar a sus visitantes, tener una red disponible puede ser no solo una ventaja de marketing sino en el servicio.

Ahora, si eso lo hace en un banco puede fácilmente conocer el motivo de la visita, dar prioridad a los usuarios que así lo requieren, ser eficiente y ahorrar tiempo.

En octubre de 2018 la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia, Asobancaria, adoptó una posición que facilita el camino del uso de celulares y redes wifi en los bancos argumentando que es un beneficio en doble vía para los usuarios por la opción de hacer operaciones como apertura de cuentas y solicitar créditos, y para el banco, esto abre más posibilidades para agilizar los tiempos de atención.

“Data Wifi, es una compañía que está ayudando a los bancos a monetizar su infraestructura, los bancos ya tienen equipos instalados en sus sucursales pero no están retornando su inversión y lo que hacemos es que facilitamos ese retorno en espacios seguros para los clientes. Nuestro interés en la banca parte de la transformación de este sector y todas las aplicaciones que han adoptado, en Colombia hay más de 300 sedes bancarias que cuentan con la tecnología y que ya tienen zonas wifi públicas”, indicó Edwin Pardo, cofundador de Data Wifi.

Desde 2003, la Superintendencia Financiera dio autonomía a las entidades financieras de establecer mecanismos de seguridad y los bancos prohibieron el uso del celular dentro de sus instalaciones, por ser considerado un riesgo hacía la compañía y el cliente, pues temían que se pudiera acceder a información confidencial del banco o que hubiera comunicación activa con delincuentes al recopilar videos o fotos para posteriores ejecutar agresiones o crímenes.

“La Superintendencia está trabajando en la adopción de una sucursal que le permita a la gente poder sacar y usar el teléfono móvil para quitar esa restricción. La Superintendencia quiere apoyar la digitalización y lo que están haciendo desde agosto es que identifican las sucursales en las que hay más cantidad de asesorías para la colocación de servicios o menos efectivo se mueve para tener el uso de celular con ellos”, agregó Pardo.

De acuerdo con el directivo la espera para el uso de las zonas wifi públicas depende de la circular de la Superintendencia para que se levante la restricción totalmente.

“Estos espacio deben tener unas condiciones específicas, como estar a ciertos metros de las cajas. Estas 300 sucursales son un proyecto que hicimos con dos bancos para tenerlo en el futuro con la legislación que se requiere”, señaló el fundador. 

Este servicio no tiene costo para los usuarios. El acceso se da por la red del banco o por el aplicativo del mismo, y así se puede tomar información de una oficina específica, o tipos de clientes, lo que permite desarrollar estrategias, como poner más asesores en horas de alto tráfico o de servicios bancarios para ciertos usuarios.

“La banca tiene una tendencia a la personalización, a ser una banca abierta a recopilación de información y aliados para entregar los beneficios de manera puntual a ser un aliado, y eso es lo que estamos ayudando a construir”, dijo Pardo.

Fuente: Portafolio – Enero 8 de 2019

Recomendados