17
Lun, Jun

Cable submarino que une a Colombia con Ecuador entra en operación
Telecomunicaciones

La compañía CenturyLink anunció recientemente la puesta en operación de la nueva ruta de fibra óptica que conecta a Colombia con Ecuador, desde Cali hasta Quito. El cable submarino de fibra óptica recorre 585 km transportando datos y permitiendo conexiones IP en ciudades intermedias de Colombia (Popayán, Ipiales, Pasto) y de Ecuador (Tulcán, Ibarra).

Este cable submarino, de acuerdo con CenturyLink, permitirá a operadores de Internet, empresas de telecomunicaciones y gobiernos locales contar con mayores posibilidades de conectividad y la posibilidad de llegar a regiones con mayor velocidad y soporte. El cable submarino dispone de una capacidad instalada de 400 gigabits en la capa de transmisión y se conecta, a su vez, al anillo de la alianza en Colombia y al sistema submarino SAC (South American Crossing).

Para CenturyLink, la red ampliada de la compañía ofrece a las empresas de la región infraestructura de red local y soporte, así como conectividad global. “Esto crea una puerta de enlace para el intercambio de información en la región y en todo el mundo”, afirma la multinacional.

CenturyLink, su cable submarino y su visión de la eficiencia digital

La infraestructura de telecomunicaciones es clave para la evolución de los países. Esto es algo que ha entendido bien CenturyLink, pues de esta manera se logran avances para lograr una verdadera transformación digital de las ciudades que repercuta en el bienestar de sus habitantes.

Según Luis Carlos Guerrero, presidente de CenturyLink, “las empresas necesitan empezar su transformación digital para ser competitivas y responder a las necesidades propias y de los usuarios”. Por ejemplo, los usuarios ahora no solo buscan comprar productos de la empresa, sino que quieren experiencias y relación con la marca y esto es muy fácil de lograr a través del mundo digital. Así mismo, los inventarios se han diversificado y multiplicado en las empresas; el conteo del proceso de producción y distribución son procedimientos que ya no pueden llevarse de manera manual.

Para el presidente de CenturyLink, aún hay caminos que recorrer, si bien se han dado avances importantes. Por ejemplo, la banca ha entendido que el usuario no necesita estar presente para realizar transacciones. “Las principales dificultades se encuentran al momento de reconocer que las tecnologías de la información deben ser tenidas en cuenta si se quiere impulsar la economía nacional”, comenta Guerrero.

El directivo agrega que una dificultad que ha encontrado el sector de las telecomunicaciones a la hora de implementar nuevas tecnologías son los trámites complicados, gravámenes e impuestos extras que se le imponen al sector y que deben ser explicados a socios o inversores extranjeros.

Sin embargo, resaltó el trabajo del gobierno al tratar de promover este sector con programas como Colombia compra Eficiente, aunque añade que hay que incluir más a las regiones. “El gobierno tiene un apoyo importante para las empresa IT y la transformación digital de las empresas y los sectores; sin embargo, hay que acelerar el paso. Colombia tiene un atraso histórico y los otros países siguen avanzando. Así que hay hacer un esfuerzo por cerrar la brecha y no quedarse atrás de las innovaciones”, concluye.

Fuente: Enter – Febrero 28 de 2017

Recomendados