El contenido es el rey
Telecomunicaciones

El nuevo milenio no había sido alegre para la industria de la televisión. La explosión de internet, y particularmente las redes sociales, habían relegado a los contenidos de series y videos. Sin embargo, hubo un resurgimiento en los años recientes.

Como en la década de los noventas, los usuarios no solo están ávidos de consumir series, películas y eventos deportivos, que terminan convirtiéndose en el tema central de conversaciones con familiares y amigos, sino también de generar, cargar y compartir sus propios contenidos.

Por supuesto, la tecnología tiene un papel central en este resurgimiento, al permitir el consumo de los contenidos en cualquier momento y desde cualquier dispositivo, sin ajustarse a los viejos estándares de programación. ¿O acaso no recuerda cuándo teníamos que esperar hasta después del noticiero para ver ‘Betty la fea’? Para la época, la innovación más significativa era poder escuchar el capítulo por radio mientras íbamos en el carro.

Hoy, la historia es totalmente diferente. El video domina el consumo en internet y las distintas plataformas permiten que nuevas propuestas narrativas lleguen con mejor calidad y mayor velocidad a los celulares de los usuarios. Para dimensionar esto, vale ejemplificar con estadísticas. De acuerdo con proyecciones realizadas por Cisco, dentro de tres años habrá casi 1.900 millones de usuarios de vídeo en internet, que consumirán tres billones de minutos de video mensualmente. Es tal el dominio del streaming, que la misma compañía calcula que el vídeo dominará 82% del tráfico IP en 2021.

Estas proyecciones implican un reto gigantesco para el sector en términos de expectativas de consumo y de capacidad para prestar un servicio de calidad. La transformación para la industria de los contenidos ha sido tan vertiginosa como impactante. Plataformas como HBO Go, Netflix o Amazon Video cambiaron el tablero para siempre y los operadores de telecomunicaciones adelantan planes estratégicos para mantenerse vigentes en el actual ecosistema digital.

Según cifras de Google, Colombia tiene cerca de 24 millones de usuarios al mes en YouTube, plataformas como Crackle de Sony ya son consumidas por más de 15.000 usuarios al mes. Estas cifras y tendencias son una demostración de que, al final del día, el contenido es el rey. Para el consumidor la plataforma es indiferente y la conectividad es una tarea del operador, quien es el que debe preocuparse por brindar la mejor experiencia, simplificando el acceso a las series y temas favoritos en la comodidad de su sala o desde cualquier lugar mediante dispositivos móviles.

Ante este panorama, los operadores han tomado dos caminos: por un lado, la mayoría han optado por competir contra las plataformas de internet, desde la creación de contenidos propios. Mientras operadores convergentes e innovadores como TigoUne han elegido la estrategia de desarrollar una plataforma capaz de integrar distintos servicios. Todo para que el consumidor no se preocupe por recordar en qué plataforma está el contenido, o por gestionar múltiples suscripciones que pueden ser confusas, o se tenga que amarrar a un horario, como nos tocaba en los años 90.

Las tecnologías que integran plataformas y privilegian el acceso al contenido por parte de los usuarios no son un proyecto lejano. De hecho, TigoUne lanzó Tigo ONE TV, con el concepto de integrar la televisión lineal con plataformas como Crackle, HBO y Fox Play en una interfaz más que amigable con los usuarios.

En 2018, con la coyuntura del Mundial de fútbol (en el que esperamos la Selección Colombia sea gran protagonista), seremos testigos de la consolidación de soluciones tecnológicas que apuesten por la agregación. Pasamos por un momento en el que se rompen paradigmas en todo el Ecosistema Digital, y lo cierto es que las estrategias deben enfocarse en poner a los consumidores en el centro de la escena haciéndoles la vida más fácil.

Fuente: La República Enero 23 de 2017

Recomendados