$9.0000 millones en multa a Tigo, Claro y Movistar por “amarrar” beneficios en venta de celulares
Telecomunicaciones

De acuerdo con la investigación, estas tres compañías ofrecían cuotas gratis en la venta de equipos celulares a sus usuarios, siempre y cuando adquirieran un plan de comunicaciones por un valor mínimo y ciertas condiciones que -de cumplirse- generarían la pérdida de las cuotas gratis ofrecidas en la venta de los teléfonos.

Las tres empresas ‘amarraron’ el beneficio de obtener entre seis y doce cuotas gratis en el valor de la venta del equipo celular, a la suscripción de planes de telefonía móvil que en ciertos eventos darían lugar a la pérdida de los beneficios (cuotas gratis).

Según el organismo de control comercial, impedirle al usuario terminar el contrato de prestación de servicios de comunicaciones, modificarlo para consumir un plan de menor valor o cambiarse de pospago a prepago, so pena de perder unas cuotas gratis en la compra del teléfono celular, constituye una violación a las normas vigentes expedidas por la CRC desde 2014 cuando también se eliminó la cláusula de permanencia.

La SIC explicó, no obstante, que en el caso de Tigo la sanción fue atenuada teniendo en cuenta que cesó la conducta ilegal tan pronto le fue notificada la sanción de primera instancia, mientras que Claro y Movistar continuaron ejecutando dicha conducta hasta la actualidad, cuando se profirió la decisión de segunda instancia.

La decisión de la Delegatura para la Protección del Consumidor de la SIC está contenida en las Resoluciones No. 7862, 7863 y 7867 de 2017, que confirmó en segunda instancia las sanciones impuestas a Comcel S.A. (Claro), Colombia Móvil S.A. E.S.P. (Tigo) y Colombia Telecomunicaciones S.A. ESP. (Movistar).

En conjunto, la sanción a las tres compañías de telefonía celular ascienden a $9.221 millones 460.625 pesos, discriminados de la siguiente manera:

Claro: $ 4.832’390.095

Tigo: $ 1.057’623.970

Movistar: $ 3.331’446.560

La investigación

La investigación de la SIC comenzó tras analizar el contenido de varias piezas publicitarias divulgadas por Claro, Tigo y Movistar estableció que estos operadores condicionaron ilegalmente el acceso y conservación de incentivos asociados a la venta de equipos móviles a la suscripción de planes de servicios en pospago que ofrecían cuotas gratis, disminución del cargo básico mensual, terminación anticipada del contrato y cambio de pospago a prepago.

El Régimen Integral de Protección de Usuarios de Servicios de la CRC establece que los contratos de telefonía deben pactarse de manera separada de la compra del equipo, como consecuencia de la eliminación de la cláusula de permanencia mínima en servicios móviles desde el 1 de julio de 2014.

Contra esta decisión de segunda instancia de la Superintendencia de Industria y Comercio no procede ningún recurso.

Las órdenes administrativas

La SIC les ordenó a Claro, Tigo y Movistar:

1. No aplicar los términos y condiciones que desconozcan la independencia de los contratos y el derecho de libre elección de los usuarios, frente a los usuarios que hubiesen adquirido teléfonos celulares acogiéndose a los incentivos ofrecidos por los operadores en sus piezas publicitarias y;

2. Abstenerse de emitir ofertas, promociones, estrategias comerciales o cualquier tipo de mensaje publicitario que incluya o informe de condicionamientos, remisiones, subordinaciones o dependencias entre un contrato de compraventa de equipo terminal con un contrato de prestación de servicios de comunicaciones.

Fuente: Colprensa – Marzo 30 de 2017

Recomendados