20
Mar, Ago

 “No ha habido transacción para vender Avantel”: Jorge Palacio
Telecomunicaciones

El saliente presidente de la compañía dice que en el país la oferta de servicios está concentrada en voz y debe apuntar más a datos 4G LTE. Responde a rumores de compra por parte de Wom.

Jorge Palacio acaba de terminar 12 años de carrera en la empresa de telecomunicaciones Avantel, cinco de ellos como presidente. Habló sobre los avances que la compañía logró durante los últimos años, como pasar de tener 200.000 clientes a más de un millón después de la subasta de espectro para servicios de cuarta generación en 2013.

Desmintió que antes de su salida se hubiera concretado alguna transacción que confirme que la chilena Wom llega como socio o comprador de Avantel, y aseguró que entre los principales retos del sector durante este año están sacar adelante la subasta de la banda de 700 MHz –la más importante por sus características de propagación y velocidad- y hacer frente a la tasa de cambio que encarecido la infraestructura y los terminales.

¿Por qué se dio su salida de Avantel?

Fueron 12 años, cinco como presidente. Son ciclos que uno va cumpliendo. Se trata de mirar otras posibilidades incluso dentro del mismo sector, que es muy dinámico, muy amplio. Hoy en día no hay una sola industria o sector que no esté impactado por las telecomunicaciones. La internet de las cosas impactará desde operadores de telefonía hasta el mercado de retail y el consumo.

¿Cómo deja Avantel, qué balance puede hacer?

Veníamos siendo un operador de radio con foco importante en sector empresas y gobierno y dimos una excelente transición al mercado de LTE, telefonía móvil y datos, cuando ganamos la subasta de 4G en 2013. Fue un logro importante no solo para Avantel sino para el país porque el mercado estaba muy concentrado. Fedesarrollo decía que la falta de competencia le había costado al país 0,8 puntos del PIB. Había que meter competencia y la única forma era facilitando la entrada de nuevos operadores al mercado. Logramos que se diera roaming nacional, que los nuevos operadores tuvieran acceso a las redes de los tres operadores en su momento y eso ayudó a traer más inversión. Los precios han bajado de una manera importante y Avantel pasó de ser un operador de 200.000 usuarios a 1,3 millones de usuarios, que está realizando más 140.000 activaciones al mes. Eso representa cerca de 5% de las activaciones del mercado. Lanzamos ofertas que rompieron paradigmas, como el roaming internacional gratis en la parte de datos. En Colombia, a pesar de que las redes LTE llevan tres años, la penetración es baja cuando se comprara con otros países. Sigue siendo un país muy concentrado en voz pero no hay una oferta agresiva que se concentre en la parte LTE.

¿Financieramente cómo deja la compañía?

Fue un año difícil para el sector de telecomunicaciones porque hubo una contracción, al igual que en todos los sectores en general, el dólar nos pegó muchísimo. En las telecomunicaciones las estaciones base se transan en dólares o los teléfonos celulares. Eso obligó a todas las empresas a mirar oportunidades de optimización en costos y mirar cómo mejorar la rentabilidad del portafolio de nuestros productos. Es importante tener liquidez para seguir invirtiendo.

Con esas dificultades, ¿cuánto estaba logrando invertir Avantel anualmente?

Todavía no se han cerraron los estados financieros, pero terminamos con una cobertura de casi mil sitios a nivel nacional incluyendo ambas tecnologías y catalogados, como lo ha dicho la CRC, como la red más rápida en LTE y con el menor número de llamadas caídas. Si uno mira cobertura urbana, estamos en casi 67 o 70% en las principales 12 ciudades del país, ha sido por partes, pero se puede decir que en tres años eso suma US$260 millones.

Se ha hablado de que Avantel estaba buscando un socio inversionista, o que si no era socio se trataba de un comprador. Salió a relucir el nombre de Wom, los chilenos. ¿Qué pasó con eso?

Siempre se ha especulado mucho de que Avantel está en venta, pero no ha ocurrido ninguna transacción, aunque es un sector muy dinámico. No es raro escuchar de alianzas y adquisiciones. Ahora se viene una subasta importante y todo es posible. Es importante anotar también que Avantel tiene un grupo de inversionistas de renombre institucional como el Banco Mundial, CAF, fondos privados importantes como Discovery y socios en la parte de deuda, que es el gobierno americano. Son socios que conocen el mercado de telecomunicaciones y saben que hay que seguir invirtiendo. Todo es posible.

¿Qué comentarios le generan las condiciones de la próxima subasta de espectro?

Esta (la de 700 MHz) es una banda importante que va a mejorar drásticamente la calidad de la telefonía móvil en el país, especialmente las llamadas caídas, y para llevar cobertura adonde hoy es muy caro llevarla. Hay bastante espectro y con bloques pequeños se puede permitir que todos los operadores tengan acceso y puedan mejorar la calidad de sus servicios. Eso representa mejoras para los usuarios, bajos precios, mejor calidad, datos

¿Cómo ve 2017 para el sector de telecomunicaciones?

Sigue siendo un año de retos. Se están revisando las tarifas de roaming y de cargos de acceso. Eso debe ayudar, si se hace de la manera correcta,  a mejorar la competitividad. Es una invitación a todos los operadores a reinventarse y ver cómo con lo que se ha desplegado en datos LTE se puede aumentar la adopción de tecnología e impactar positivamente a los usuarios, empresas y los sectores de la economía.

Fuente: El Espectador – Febrero 21 de 2017

Recomendados