17
Mar, Sep

Colombianos deben trabajar 183 días para tener un iPhone 7
Telecomunicaciones

Desde su lanzamiento, el iPhone 7 de Apple ha generado muchas expectativas en los seguidores de la marca de la manzana, quienes no han podido esperar a que llegue a las tiendas de su país para adquirirlo y lo encargaron por internet, cosa que llevó a la compañía a anunciar que el equipo en color negro mate ya estaba agotado.

En Colombia, el teléfono está siendo comercializado por el portal de compras en línea, Linio.com, donde el precio de preventa alcanza US$1.617,9 para el smartphone más caro de esa categoría. Esto significa que un trabajador que devengue un salario mínimo en el país debe trabajar 183 días para poder conseguirlo, eso asumiendo que destina el total de su sueldo para ello.

Cabe recordar que según el informe de mercado laboral realizado por el Dane, en el país, alrededor de 50% de las personas ocupadas devengan menos o el equivalente al salario mínimo, que en este momento se sitúa cerca de US$248,7.

Con estos datos se puede afirmar que Colombia es el quinto país de América Latina (de 15 en el listado) en donde se necesitan más días de trabajo para comprar el aparato y, por consiguiente, también el quinto con el salario más bajo.

Según el docente de economía del Politécnico Grancolombiano, Martín Cáceres, esta situación se ha visto empeorada debido a la inflación, que según cifras del Dane llega a 5,3% en lo corrido de 2016.

“Los productores de bienes y servicios ajustan rápidamente los precios a la inflación, pero no pasa lo mismo con los salarios de los trabajadores, lo que implica que es cada vez más difícil adquirir este tipo de productos para las personas”, explicó Cáceres.

Pero antes de Colombia hay otros cuatro países en los que es más difícil comprar el smartphone. En México se deben trabajar 430 días, es decir un año y dos meses seguidos sin parar. Esto se debe a que el salario básico del país ‘manito’ es de US$112,9.

Los siguientes en el ranking son Bolivia, en donde por el mismo  equipo se deben trabajar 208 días; Nicaragua, 200 días; y Perú con 195. En este último, el sueldo es de apenas US$16,5 menor al colombiano.

Lejos de estos se encuentran Panamá, Costa Rica y Argentina, los tres en los que el salario es mejor y, por consiguiente, también es menor el esfuerzo para comprarse un iPhone 7.

Para el caso del primero, los US$744 que gana un trabajador con el sueldo más bajo le permiten trabajar solo 65 días para obtener el celular, esfuerzo que es tres veces menor que el que haría un peruano en las mismas condiciones laborales.

En Costa Rica (US$512,1) el tiempo es un poco mayor. Allí, tres meses de trabajo servirán para poder cumplir el propósito. Un argentino, por su parte, debe trabajar 121 días para que los US$399,9 mensuales le alcancen para comprar el celular.

Aunque estos países brindan condiciones muy superiores en términos salariales a los trabajadores en comparación con los otros del listado, siguen teniendo sueldos muy bajos si se comparan con naciones como Alemania, en donde, la renta básica de US$2.065,2 le permite a un trabajador comprar el iPhone 7 Plus de 256 GB después de 23 días laborados.

Otro ejemplo que se puede dar es el de Luxemburgo, en donde un mes de sueldo del trabajador que menos gana le alcanza para comprar el mismo equipo y sigue teniendo un excedente de US$324,4 para el resto de sus gastos, pues utiliza 25 días.

La situación es sin duda más difícil para los nacionales de países de América Latina, lo que ha impulsado a que las personas tiendan a endeudarse para poder acceder a esta clase de bienes que en varias ocasiones se adquieren por lujo.

Y aunque esta situación no es del todo mala, según el subgerente de la firma Cifras y Conceptos, Daniel Castellanos, tampoco es del todo positiva si se ve que la baja capacidad adquisitiva casi siempre traduce en baja capacidad de pago de las obligaciones adquiridas.

“No es que sea malo endeudarse, lo malo es que las familias están copando su capacidad de endeudamiento y tienen sus bienes como garantía. Esto implica que en momentos de crisis las personas terminan perdiéndolos”, concluyó.

Baja demanda laboral encrudece la situación

Según el docente de economía del Politécnico Grancolombiano, Martín Cáceres, otra variable que recrudece la situación laboral de los países es la baja demanda laborar que hay como consecuencia del incremento de la población que quiere conseguir un trabajo. “La población está creciendo en edad laboral y la gente quiere trabajar mucho más temprano ahora. Eso ha hecho que el mercado laborar esté saturado y las facilidades para conseguir empleo sean menores”, explicó.

Fuente: La República – Octubre 4 de 2016

Recomendados