18
Vie, Oct

Televisión por internet no conquista hogares
Telecomunicaciones

Ver películas, series, documentales y por supuesto videos musicales por internet es una tendencia que viene ganando espacio. Un estudio realizado por BrandStrat reveló que aunque la mayoría de consumidores conocen cómo funciona este servicio, pocos lo tienen.

La investigación evaluó tres aspectos: el conocimiento, la presencia en el hogar y la disposición de compra futura en seis meses. Una de las principales conclusiones es que “el nivel de conocimiento en general sobre los servicios de pago mensual para ver películas u otros programas en internet, se ha tenido un aumento significativo desde 2012”, dijo Andrés Esguerra, socio director de cuentas de BrandStrat.

Según los datos, el porcentaje de personas que dicen conocer este producto pasó de 63% en el segundo trimestre de 2015 a 79% en el primer trimestre de este año lo que demuestra dicho crecimiento.

Estos resultados están en línea con el estudio que hizo el Departamento Nacional de Planeación cuyo director Simón Gaviria dijo que los suscriptores de TV paga crecieron 1,6 veces entre 2011 y 2014, mientras que los suscriptores de Netflix lo hicieron 13 veces en el mismo periodo.

En esta recolección de estudios sobre el mercado nacional resalta un dato importante: Colombia es el segundo país del mundo con mayor consumo de video per cápita al día, con 4,3 horas, de las cuales 68% se ve por internet. Además, según cifras de Google, el consumo diario de YouTube en Colombia supera las ocho millones de horas, lo que equivale a 913 años seguidos en el canal digital.

Pese a estas cifras positivas lo que demuestra el informe de BrandStrat es que la presencia en los hogares colombianos es baja pero con un aumento de casi un tercio comparado con el año pasado, ya que en 2014 se reporto 8% de casos y para 2016 subió a 16% lo que significó un amplio crecimiento.

En cuanto a la pregunta de si estaría interesado en comprar este tipo de productos en los próximos seis meses se tiene que hay un disminución en la intención de compra. Mientras en 2015 la proporción de quienes afirmaron que sí fue de 8% este año en su primer trimestre pasó a 4%.

Quienes están más enfocados en tener el servicio son los estratos 6 de alguna manera se explica por el poder adquisitivo de las personas.

“Si bien no se evidencian diferencias entre las edades; en los estratos NSE 4, 5 y 6 tienen un 32% de participación en la obtención de estos servicios en el hogar”, explicó Esguerra como comentario de los resultados.

Las razones para tener o no el servicio se pueden evaluar de cara a la coyuntura económica y el incremento del dólar, “se evidencia que la adquisición de este tipo de servicios es más restringida. Asimismo, la compra de electrodomésticos que permiten la transmisión de este servicio es más complicada por la fluctuación y el alza de los precios”, afirmó el analista de BrandStart. Así, el tendencia sigue pero hay factores económicos que impiden su crecimiento.

Fuente: La República – Junio 14 de 2016

Recomendados