Móviles y Celulares
Tipografía
  • Muy chica Chica Media Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La revaluación le está pegando a los a los ‘gomosos’ de la tecnología. Algunos expertos concuerdan en que el encarecimiento desde 25% hasta 55% en los precios de los smartphones posiblemente generen una depresión en los retail a causa de una contracción en la demanda.

Aunque es normal que el precio de los celulares varíe de un modelo a otro y de un año a otro, (pues el factor obsolescencia en el sector de la tecnología es relevante y bastante alto), de 2014 a 2015 el aumento de los precios producto del encarecimiento de la divisa lo están sintiendo los consumidores.  

El caso más claro se puede encontrar en el iPhone 6 y el iPhone 6 plus que fueron lanzados el 19 de septiembre del año pasado con precios de US$649  y US$749, respectivamente. De acuerdo con los precios de la página de Apple, se mantienen los valores del día del lanzamiento. Pero si se convierte a pesos, para esa fecha este celular le costaba a los colombianos $1.281.775 con una tasa representativa del mercado (TRM) de $1.975, mientras que hoy ese mismo equipo con los precios del dólar al cierre del mercado de viernes, costaría $ 1.981.397. 

La variación total del dólar es asumida por el comprador, que en este caso es de 55%. Pero en otros, la situación puede ser mucho más crítica. Por ejemplo, de acuerdo con los precios en el mercado electrónico, un LG G3 (que era el celular insignia de la marca surcoreana LG  hasta el pasado 9 de julio, día en el LG G4  entraría a remplazarlo), costaba cerca de US$495 el día de su lanzamiento el 20 de agosto de 2014, en pesos colombianos unos $937.530. 

Hoy ese mismo aparato tiene un costo de $1.511.235 si se quiere adquirir por Amazon. Sufriendo así de una variación de 61%, pues la TRM de esa fecha era de $1.894.  

Alberto Pardo, presidente de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (Ccce), aseguró que “el dólar afecta principalmente a los amantes de la tecnología, porque sin importar el precio de la divisa, se lanzan a comprar el celular. Sin embargo, los consumidores de gama alta o media que no son fanáticos posiblemente se abstengan de comprar por ahora. Esto se ha visto y lo han comenzado a sentir las grandes superficies con la caída de la venta de celulares de alta gama”.

Pardo aseguró también que puede ser una buena oportunidad para  las ventas por interne de celulares de segunda e inclusive para que los que se aferran a marcas tradicionales descubran otras. 

Nelson Valero, socio líder de Deloitte, opina que “una marca como Apple, sin importar cuánto suba la divisa, las personas van a preferir comprar un iPhone por sobre celulares de alta gama de otras marcas, incluso si ofrecen mejores precios y funcionalidades,  porque esta marca vende un estilo de vida, que la hace objeto del deseo”. 

Alberto Yohai, presidente de la Cámara Colombiana de la Informática y las Telecomunicaciones (Ccit), aseguró que “ la revaluación afecta a los gomosos de la tecnología como le afecta a cualquier otro comprador de cosas importadas. Por eso las empresas de celulares y los importadores están trabajando para que el Gobierno desmonte el IVA de 16% para los celulares inteligentes, así como no lo tienen las tabletas”. 

Yohai agregó que los consumidores no están asumiendo el 100% del peso de la variación del precio, pues afirmó “que los operadores de telefonía celular están sacrificando parte de sus ganancias para que los smartphones de alta gama sean asequibles para los colombianos. Sin embargo, con un alza de los precios de 55% (como en el caso del iPhone) es imposible contrarrestar el costo total, por eso poco a poco los precios si se incrementarán”. 

Daniel Medina, exministro de las telecomunicaciones y experto en tecnología, aseguró que “los altos precios de  los smartphones se deben a que el peso colombiano ha sido la moneda más devaluada del mundo, quizá solo superada por  Rusia. Adicionalmente, en Colombia no hay un control exacto de los inventarios, por lo que es fácil trasladar el costo de una moneda devaluada al precio final de los celulares que se venden en el comercio nacional, lo que hace a este comportamiento, la peor noticia para los ‘gomosos’ de la tecnología”. 

Yohai, aseguró que los inventarios en vez de aumentar el precio de los celulares lo que están haciendo es lograr mantener un costo constante, que evite un aumento precipitado. “Los operadores negocian masivamente con la casa matriz el precio de los smartphones, en esas negociaciones, mantienen la tasa de cambio, para poder estar estables ante cualquier variación del mercado que pueda afectar seriamente al sector”. 

Evalúe la situación, pues además de los altos costos en los que puede incurrir al comprar un nuevo celular, se deben analizar las ventajas que el dispositivo puede traerle.         

Sería la hora para los gama media y las nuevas marcas
Al igual que el presidente de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, Alberto Pardo, algunos expertos concuerdan en que el alto costo de los smartphones gama alta puede llevar a que el consumidor se restrinja a la hora de comprar y prefiera ir por algunos más económicos que pueden ser tanto de marcas más baratas como equipos de gama media. Huawei parece estar leyendo el mercado nacional, pues lanzó en Colombia la semana pasada el P8, un dispositivo de alta gama con un precio promedio de $1.300.000, ofreciendo un precio más asequible que sus competidores. 

Fuente: www.larepublica.coAgosto 25 de 2015

Recomendados