fbpx
15
Sáb, Jun

Tecnologías

Los dispositivos de las familias Serie 9 y Ultra 2 de Apple ya no tendrán la función de pulsioximetría. El fabricante del iPhone habría violado las patentes de una compañía de tecnología médica.

La Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos dictaminó que los smartwatches de última generación de Apple (pertenecientes a las familias Serie 9 y Ultra 2) violan patentes de Masimo relacionadas con la medición del oxígeno en sangre, lo que se conoce como pulsioximetría. Imagen de referencia.

Apple eliminará de sus últimos relojes inteligentes la función de monitoreo de oxígeno en sangre. La razón tiene que ver con una prohibición del Gobierno estadounidense. 

Todo comienza con una disputa de patentes entre el fabricante del iPhone y Masimo, una compañía de tecnología farmacéutica, que involucra a la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos. En octubre, la Comisión de Comercio Internacional (ITC, por sus siglas en inglés) dictaminó que los smartwatches de última generación de Apple (pertenecientes a las familias Serie 9 y Ultra 2) violan patentes de Masimo relacionadas con la medición del oxígeno en sangre, lo que se conoce como pulsioximetría.

Esto llevó a Apple a suspender las ventas de relojes inteligentes justo antes de Navidad, aunque una suspensión provisional permitió a la empresa volver a comercializar estos productos a finales del mes pasado. 

Este lunes 15 de enero, Masimo informó que la decisión de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos no implica que los smartwatches de Apple paren de importarse a ese país, sino que el fabricante solo deberá eliminar la función de pulsioximetría para mantener sus relojes en el mercado.

El fabricante del iPhone desarrolló una solución de software alternativa para eludir la disputa y, la semana pasada, presentó el ajuste a la agencia de aduanas, encargada de aplicar las prohibiciones de importación. Apple explicó que los relojes rediseñados “definitivamente” no contienen la tecnología en cuestión.

Al interior del sector tecnología, el retiro de la tecnología de pulsioximetría del Apple Watch fue calificada como una decisión “drástica”. 

Sin embargo, no todo está perdido para Apple. Los ingenieros de la compañía están trabajando en una actualización de software que cambia la aplicación de oxígeno en sangre y sus algoritmos, de una manera que podría evitar el problema de patentes. A la fecha, la eliminación de la función es probablemente la forma más rápida de evitar sanciones de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos, que pueden incluir la prohibición de importación de estos gadgets. 

“Es posible que Apple haya pagado un alto precio para eludir una prohibición de importación de EE.UU.”, dijo Tamlin Bason, analista de Bloomberg Intelligence. 

La función de medir el oxígeno en sangre fue muy promocionada, por lo que su eliminación podría afectar la demanda de los clientes.

El equipo de operaciones de Apple ya ha comenzado a enviar relojes Serie 9 y Ultra 2 modificados a puntos de venta en EE.UU. Se comunicó a las tiendas que no abrieran ni vendieran los dispositivos modificados hasta que recibieran la aprobación de las oficinas corporativas de Apple. Es posible que esos modelos sean las nuevas versiones sin la función de oxígeno en sangre.

Por otra parte, se espera que un tribunal federal de apelaciones escuche esta misma semana una moción de Apple para que se levante la prohibición. Cabe destacar que esta medida fue revocada con carácter de emergencia mientras Apple espera una audiencia. 

La semana pasada, la ITC instó a un tribunal de apelaciones a rechazar los argumentos “débiles y poco convincentes” que apoyaban un intento de bloquear la aplicación de la prohibición por parte de la agencia de comercio.

Fuente: Bloomberg – Enero 17 de 2024

Recomendados