25
Mar, Jun

Operadores

antenas claro movistar 2El desarrollo de la industria móvil en Colombia beneficia a la población a través de la oferta de nuevos servicios, mejor recepción para la telefonía celular, mayores velocidades en la utilización de datos e implementación de nuevas tecnologías como la 4G y la futura 5G.

Pero la calidad en la prestación de estos servicios depende primordialmente del despliegue de infraestructura y el montaje de antenas de tecnología móvil, cobertura que se ha visto obstaculizada por los Planes de Ordenamiento Territorial (POT) de 51 municipios del país, que representan el 48% de la población.

Según los datos recogidos por la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones, las diez ciudades que presentan mayor dificultad a la hora de la instalación de antenas son: Montería, Valledupar, Santa Marta, Villavicencio, Bogotá, Cali, Yopal, Barranquilla, Soledad y Popayán.

Según la Asociación de la Industria Móvil de Colombia, la propuesta del POT de Cali, por ejemplo, impide la ejecución de obras necesarias para la mejora continua y la actualización tecnológica de los servicios. El artículo 197 ordena que las antenas estén a 200 metros una de otra, y, en colegios, ancianatos y hospitales a 150 metros de distancia, zonas donde el tráfico es mayor y es necesario prestar el servicio de manera adecuada.

Si estas restricciones prosperan, el 70% de la ciudad se vería afectada por problemas de cobertura y todos los beneficios que traen las nuevas tecnologías para el desarrollo de la comunidad no se lograrían capturar.

La problemática
“El problema grande es que los municipios se han preocupado porque la instalación de infraestructura genera prevención por la contaminación visual o por algunos temores infundados sobre afectaciones en la salud, por lo que han buscado reglamentar la instalación de la infraestructura poniendo limitaciones en las distancias básicamente”, explicó Nancy Patricia Gutiérrez, presidenta de Asomóvil.

Dentro de las limitaciones se excluyen algunas zonas de la ciudad para la instalación de las antenas, pero “lo que no se mide es la infraestructura es necesaria para garantizar la cobertura de la movilidad tanto de telefonía como de internet y la calidad de la misma”.

La Agencia Nacional del Espectro (ANE), ha realizado más de 15 millones de mediciones de campo electromagnético, verificando que todas las estaciones de telefonía móvil medidas cumplen los límites recomendados por la Organización Mundial de la Salud, y esa misma entidad ha dicho que no hay un peligro comprobado.

Medidas
Ante la heterogeneidad de normativas en el país, la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) puso en conocimiento el “Código de Buenas Prácticas para el despliegue de infraestructura de redes de comunicaciones”, dirigido a proveedores de redes y servicios de telecomunicaciones móviles y entidades territoriales a nivel nacional, para la toma de decisiones relacionadas con los permisos de instalación de antenas.

Sin embargo el proceso didáctico no ha sido fácil porque hay posiciones encontradas. “El Gobierno Nacional respeta la autonomía de las alcaldías y gobernaciones, y no puede imponerlo a través de un decreto. Sin embargo, existe una posibilidad, y es emitir un artículo para ser incluido en la Ley de Plan Nacional de Desarrollo, que faculte al Gobierno para reglamentar esta situación”, aseguró, Miguel Felipe Anzola, director de Industria de Comunicaciones del Ministerio de Tecnologías de la información y las comunicaciones.

Prestación del servicio
Para Samuel Alberto Yohai, presidente de la CCIT, “el reto es poder unificar los estándares de la industria para que los municipios no nos pongan limitantes tan diferentes alrededor del país”. Ya que la calidad en la prestación de estos servicios depende primordialmente del despliegue de infraestructura y antenas.

“Las antenas de telefonía móvil impulsan el desarrollo del país y no afectan la salud como lo demuestran las mediciones realizadas por la ANE”, reafirma Sergio González, también presidente de Asomóvil.

Por parte de los operadores, Iader Maldonado, director de ingeniería y operaciones de Claro, dijo que “la calidad del servicio depende de la ubicación de las antenas pero también de los obstáculos en la cobertura, por lo que el despliegue de infraestructura significará mayor calidad del servicio, que es nuestra misión”.

EE.UU. y Reino Unido, ejemplos de buenas prácticas
En el caso de Estados Unidos se estableció que ningún Estado o gobierno local o instrumentalidad del mismo podrán regular la colocación, construcción o modificación de las instalaciones de servicios inalámbricos personales sobre la base de los efectos ambientales de las emisiones de radiofrecuencia en la medida en que dichas instalaciones cumplan con la normativa de la comisión relativa a dichas emisiones. Otro ejemplo es Reino Unido, que dicta que si una estación base cumple con las directrices de la Comisión Internacional sobre Protección Frente a Radiaciones, no debería ser necesario que una autoridad local examine más a fondo los aspectos de salud y la preocupación por ellos.

Fuente: www.larepublica.coSeptiembre 16 de 2014

Recomendados