20
Dom, Oct

Operadores

antenas celularesLa Corte Constitucional ordenó a las empresas de telefonía móvil devolver el espectro e infraestructura (torres) una vez finalicen los contratos de concesión en 2014. El fallo cobijaría a Movistar y Claro, más no a Tigo.

La Corte Constitucional puso punto final a la discusión sobre concesiones de la telefonía móvil que vencen en 2014.

La decisión del alto tribunal señala que los operadores que en 1994 firmaron contratos para ofrecer el servicio de telefonía móvil, hoy Claro y Movistar, deberán devolver al Estado las frecuencias radioeléctricas concesionadas, así como la infraestructura empleada y eso incluye las antenas desplegadas en el país.

La Corte indicó que “deben respetarse las cláusulas de reversión en las condiciones inicialmente pactadas, privilegiando el interés público, a cuya protección el Estado no puede renunciar en la prestación de servicios de telecomunicaciones", explicó el presidente del tribunal, Jorge Iván Palacio Palacio, en un comunicado.

Ahora queda en manos del Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Mintic) la tarea de darle aplicación al pronunciamiento de la Corte Constitucional frente a las licencias de telefonía celular que vencen en marzo del 2014.

La Historia

La historia de este pronunciamiento comienza en 1997 con el “celumico”. Ese año, el Congreso aprobó la ley de telefonía móvil donde dispuso que los operadores solo deben devolver el espectro usado y quedarse con los bienes usados para ofrecer el servicio.

Pero ahora la Corte señala que "autorizar que se modifiquen esas condiciones (...) desconoce la protección al patrimonio público, al permitir que los particulares mantengan la titularidad de los bienes relacionados con la prestación del servicio que fueron amortizados durante el contrato".

El alto tribunal va más allá en su decisión y acota que atender la ley posterior a los contratos (la de 1997) dejaría en manos de los operadores "asegurar la continuidad en un servicio que resulta de vital importancia en la sociedad contemporánea, en contravía de lo previsto en los artículos 1 y 75 de la Carta Política".

Frente a esta jurisprudencia, Asomóvil, gremio de los operadores de celular, guardó silencio ayer y se limitó a decir que "una vez se dé a conocer y se pueda estudiar el texto de la decisión anunciada, Asomóvil procederá a evaluar su impacto en el sector".

Por ahora, el Mintic evalúa varias figuras, como dijo el jefe de esa cartera, Diego Molano Vega, en el pasado congreso de Andesco, frente a cuál será el futuro de las concesiones que vencen. En todo caso, es potestad del Gobierno definir las condiciones en que se firmarían unos nuevos contratos para asegurar el servicio.

Interrogantes

Después de la decisión de la Corte habrá que esperar cómo actuará la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), para verificar si las inversiones en infraestructura de ambos operadores (Movistar y Claro) se cumplieron acorde a lo pactado. Hay que tener en cuenta que esos costos se trasladan a los usuarios en las tarifas. Por ahora, Tigo sería el único operador con derecho a conservar su infraestructura por haber firmado el contrato en 2003.

Comunidad OLA... ¡Estamos Conectados Contigo! – Agosto 26 de 2013

Recomendados