26
Lun, Ago

Operadores

En el debate sobre la subasta del espacio radioeléctrico, el senador Jorge Enrique Robledo, indicó que Colombia tiene que promover la competencia en el mercado de la telefonía móvil y permitir que nuevos operadores ingresen, tanto a voz como a la prestación del servicio de Internet de alta velocidad o 4G. “¿La subasta de 4G va a fortalecer el monopolio actual de Claro-Comcel o va a debilitarlo?”, señaló.

Dijo que al monopolio no solo se lo combate mediante una regulación estricta, sino también creándole competencia, en aras de mejorar el servicio, rebajar las tarifas y estimular el progreso tecnológico.

De lo contrario, añadió, el país terminaría peor que México, donde el monopolio de América Móvil, dueña de Claro y propiedad de Carlos Slim, le causa pérdidas en bienestar a la economía mexicana por US$25.000 millones al año. En Colombia el monopolio de Claro, según cálculos de Fedesarrollo, ya les ha provocado pérdidas de bienestar a los colombianos por US$2.565 millones.

Al culminar su intervención como citante, Robledo les propuso a las distintas bancadas diseñar una ley antimonopolio que imponga una cuota máxima del mercado y evite que los abusos de un operador dominante se sigan repitiendo.

El debate fue citado, también, por el senador, Juan Mario Laserna, quien dijo que el Gobierno no ha sido claro en determinar la posición dominante de un operador hasta dónde puede llegar, y calificó esto como preocupante porque no son reglas clara para todos los competidores del mercado.

La ministra (e) de las TIC, María Carolina Hoyos, a su turno dijo que el compromiso del Gobierno Nacional es velar porque haya más jugadores en el mercado porque eso genera mejores condiciones al mercado y los usuarios.

Aunque precisó que no se ha tomado la decisión de qué mecanismo se adoptará, explicó uno a uno al Senado las seis opciones que se han evaluado para proceder a asignar el operador de la tecnología 4G de la cual consideró que es fundamental para el desarrollo del país en materia de comunicaciones, porque de la mano de la misma van programas gubernamentales como el Teletrabajo.

Finalmente el saliente superintendente de Industria y Comercio, José Miguel de la Calle, declaró que esta es una oportunidad histórica que tiene el país para regular esta operación del mercado de las telecomunicaciones. Insistió que cualquier decisión se deberá adoptar sobre el respeto de la Constitución Política.

Calle llegó a la plenaria del senado con varios escenarios posibles para la licitación de 4G. En uno de ellos, según dijo, se muestra que la no participación de Claro produce unos efectos positivos en la competencia.

Fuente: La República Edición Impresa – Septiembre 20 de 2012

Recomendados