19
Mié, Jun

Operadores

Trece compañías de telefonía móvil de la región colaborarán en la creación de una lista negra, que se conformará con el intercambio voluntario de Imei de los equipos reportados como robados. Movistar, Claro y Tigo, por Colombia, apoyan la medida.

Gsma Latin America, organismo que representa a los operadores móviles de la región, anunció el compromiso de las compañías con los gobiernos en sus iniciativas para reducir el delito asociado al robo de celulares. Por Colombia participan Telefónica, Tigo y Claro.

Esta medida voluntaria de las empresas móviles que proveen servicios de telefonía celular (GSM) permitirá compartir información de dispositivos móviles robados a lo largo de toda la región con el fin de bloquear los equipos y dificultar así su tráfico entre países.

Las empresas miembros de Gsma que se han adherido al compromiso de conectarse conjuntamente a la base de Imei -Identidad Internacional de Equipo Móvil, por sus siglas en inglés- bloqueados e implementar medidas para bloquear aquellos que han sido robados en todos los países donde tienen operaciones en América Latina son: América Móvil, Antel, Cable & Wireless Panama, Corporacion Digitel, Entel Bolivia, Entel Chile, Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), Tigo Colombia, Nextel/NII Holdings, Nuevatel PCS Bolivia, Orange Republica Dominicana, Telecom Italia y Telefónica.

Durante la reunión con el Grupo de Regulación para Latinoamérica (Crog Latin America), los máximos representantes de políticas públicas de las empresas de telefonía móvil que operan en la región, acordaron los pasos a seguir para comenzar a intercambiar información a través de la base de datos de Imei de Gsma.

El acuerdo implica que la información compartida entre las operadoras móviles sirva para identificar a los dispositivos reportados como robados por los usuarios, para asegurarse que son reconocidos y eventualmente bloqueados (sujeto a las disposiciones de cada país).

Javier Delgado, director del Crog Latin America, destacó que "el esfuerzo conjunto de todas las operadoras de la región para sumarse a esta iniciativa ayudará a los reguladores de nuestros países a enfrentar este problema".

"La idea es extender la experiencia de colaboración entre operadores de telecomunicaciones y gobiernos que se ha llevado adelante en Centroamérica y expandirla mediante acuerdos país por país a toda la región en los próximos seis meses", agregó Delgado.

La creación de un 'Frente Regional contra el Hurto de Equipos Terminales Móviles' fue parte fundamental de la resolución aprobada en 2011 por la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (Citel) durante la reunión del Consejo Consultivo Permanente.

Entre las propuestas de esta resolución se recomienda: “Reglamentar el intercambio de las bases de datos negativas a nivel regional y el bloqueo de Imei para evitar la activación y uso de celulares robados en otros mercados, contribuyendo a la reducción del tráfico ilegal de equipos entre países de la Región“.

Sebastián Cabello, Director de Gsma para América Latina aseguró: “Compartir información a través de la base global de Imei es un paso importante de colaboración que los operadores de telefonía móvil que forman parte de nuestra asociación están dispuestos a dar. También, es una muestra de cómo el sector público y el privado pueden trabajar cooperativamente para dar respuesta a problemas concretos que preocupan a la sociedad y a los gobiernos”.

Cabello explicó que si bien compartir  la información puede contribuir a reducir la actividad delictiva, es necesario, a su vez, que se adopten otras medidas necesarias para la oportuna persecución y sanción de este tipo de delitos.

Fuente: El Tiempo Edición Impresa – Julio 18 de 2012

Recomendados