19
Mié, Jun

Operadores

En vilo histórica medida del regulador contra Comcel, que plantea, también, impedirle a la empresa ofrecer servicios empaquetados, como voz con Internet.

La Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) está planteando, en el borrador de un paquete de medidas para regular la competencia, que la firma de telefonía celular Comcel presente todos sus planes comerciales a dicha comisión antes de sacarlos al mercado.

Comcel se los presentaría a los competidores, y si pueden igualarlos, se autorizarían. Si no, Comcel no podría ofrecerlos públicamente.

Esta es una de las tres medidas planteadas en el paquete, ante la “posición de dominio sobre el mercado” de dicho operador que, según la Comisión, pone en riesgo la competencia y la viabilidad de las otras empresas del sector.

La iniciativa de la CRC está detenida por el momento, por una recusación hecha por la compañía mexicana sobre el nuevo director ejecutivo de la CRC, Carlos Andrés Rebellón, “por haber sido asesor de UNE EPM Telecomunicaciones en este mismo proceso”, que aún no ha sido resuelta por la Procuraduría Regional de Cundinamarca.

Según Hilda María Pardo, vicepresidenta jurídica de Comcel, las medidas afectarían a los 33 millones de clientes de la firma.

Comcel no podría empaquetar servicios

Otro punto propuesto es que a Comcel se le impediría presentar ofertas empaquetadas de servicios (como voz e Internet).

Pardo aseguró que “hemos aceptado respetuosamente todas las medidas que han impuesto sobre nosotros, pero esta no.

Es mejor que nos digan de una vez qué nos prohíben vender. Ser operador dominante no es algo malo, pues lo hemos logrado en las mismas condiciones (de mercado y regulación) de los demás”.

Un tercer punto del paquete es que el mayor operador deba pagarle a sus competidores más dinero para poder usar su red, cuando un cliente de Comcel los llame.

Esta propuesta busca que el cargo de acceso que pagan otras compañías a Comcel por llevar una llamada de un cliente sea de 42 pesos, mientras que el cargo de acceso desde la mexicana hacia, supongamos, Tigo, sea el que rige actualmente para todas, de 70 pesos.

“Esa plata de más va a salir del bolsillo de los usuarios de Comcel”, aseguró Pardo.

El valor que los usuarios de celular pagan por cada minuto es la suma del costo de usar la red de su operador y el cargo de acceso, es decir, los 70 pesos que se pagan en la actualidad entre las compañías por el acceso mutuo a sus redes.

Expertos señalaron que si hay una modificación en los costos, debería ser en beneficio de los clientes que llamen entre operadores.

El 29 de septiembre del 2011 la CRC inició la actuación administrativa, motivada por las solicitudes hechas por las demás compañías del sector y por el fracaso de una primera intervención particular sobre los precios de las llamadas al interior y fuera de la red de Comcel, realizada en el 2009 por la antigua Comisión de Regulación de Telecomunicaciones (CRT).

El principal argumento de la Comisión se fundamenta en que el tamaño de Comcel (65,9 por ciento del mercado, según la Superintendencia de Industria y Comercio) le brinda “una ventaja considerable frente a la competencia”.

Rebajas de tarifas ‘sin efecto’

La CRC encontró que Comcel, al instaurar precios bajos en las llamadas dentro de su red, y costos “considerablemente más altos” para que sus usuarios llamen a otros operadores, logró concentrar hasta el 78 por ciento de las comunicaciones de sus clientes adentro de su propia red, lo que hace que las reducciones de tarifas en general no surtan efecto, en un mercado en el que la mayor porción de clientes no ven beneficios por ello.

Fuente: Portafolio Edición Impresa – Febrero 7 de 2012

Recomendados