fbpx
01
Vie, Mar

Operadores

Las empresas aseguran que otros operadores están interfiriendo en el proceso de portabilidad 

Tigo y WOM hicieron pública una denuncia sobre posibles complicaciones que estarían imponiendo otros operadores para cumplir con la portabilidad de los usuarios en Colombia.

Este es un trámite que demora en promedio 24 horas y es un derecho que tienen los colombianos, para elegir la oferta de telefonía que más les convenga sin tener que perder su número móvil.

Según datos proporcionados por la Comisión de Regulación de las Comunicaciones (CRC) durante 2022 se realizaron 13 millones de solicitudes de portabilidad, de las cuales 8 millones fueron exitosas y más de 4 millones rechazadas. Sin embargo, ambos operadores aseguran que hay casos en los que no se justifican las obstrucciones a las peticiones.

“Algunos operadores están usando trucos para no dejar que sus usuarios se vayan”, aseguró Tigo en una publicidad en un periódico el 13 de marzo.

Los operadores estarían generando cobros para no permitir que los usuarios se vayan a otra empresa.

Cuáles son los problemas con la portabilidad

Hay cuatro motivos por los que este proceso es rechazado:

- Cuando el usuario está en mora o un saldo por pagar.

- Cuando la persona que solicita la portación no es quién celebró el contrato con el operador o no está autorizada para hacerla.

- Cuando el número que se quiere portar se encuentra reportado como extraviado o hurtado.

- Cuando el número a ser portado se encuentre suspendido por falta de pago, por terminación del contrato por falta de pago o cuando existan obligaciones de pago exigibles.

Pero desde WOM afirman que “muchos de los procesos de portación son negados sin justificación por cobros inexistentes, por errores ortográficos en el nombre del titular de la línea y exigiendo presencialidad al momento de realizar el proceso”. Lo que limita a los colombianos a cambiar de línea telefónica según la oferta de su conveniencia.

Una de las prácticas que están siendo denunciadas ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) es la de ‘bonos de fidelización’, que según Tigo, “terminan convirtiéndose en ‘estados de mora’ para los usuarios”.

Estos bonos consisten en que al momento de pedir la portabilidad, el operador del que la persona se irá activa un cobro de bonos o cargos asociados a incentivos que antes no generaban cobro, pero que tras la solicitud sí lo hacen, poniendo una barrera para realizar el cambio.

Algunos usuarios dicen que los obligan a ir a una oficina física y los retienen con ofertas y nuevos incentivos. Básicamente, el usuario tiene la intensión de cambiar de operador pero su empresa actual genera moras de forma irregular para que el consumidor tenga que contactarse y se alargue el proceso de portación.

Sanciones por estas prácticas

Estas denuncias ya cuentan con un antecedente, porque en 2022 la SIC impuso una sanción a Movistar por 2.076.000.000 de pesos colombianos “por violar la regulación de protección de usuarios de telecomunicaciones y de portabilidad”.

En ese caso, las autoridades determinaron que el operador estaba negando la libre portabilidad a través de los ‘bonos de fidelización’, algo que no habría cambiado según denuncias que recibió la SIC a finales del año pasado, en las que se ha mencionado que Claro también ha implementado esta modalidad sin que a la fecha la autoridad haya abierto investigación, según fuentes de Infobae.

Fuente: Infobae – Marzo 16 de 2023 

Recomendados