fbpx
03
Lun, Ago

Otras Empresas
Así lo demuestra un documento enviado a los miembros de la CRT; la ministra de Comunicaciones, María del Rosario Guerra; y la directora de Planeación Nacional, Carolina Rentería.


Este señala que, por no contar con las facultades necesarias para ello, la CRT debe abstenerse de emitir las normas que catalogarían a Comcel como operador dominante y le impondrían remedios regulatorios.

La empresa del millonario mexicano Carlos Slim fundamenta su posición en el texto de una sentencia emitida -en los últimos días- por la sala plena de la Corte Constitucional, que deja en firme una decisión de su sala de revisión que anula el laudo arbitral que obligaba a la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) a pagar más de 230.000 millones de pesos a Movistar.

Para Comcel, estos condicionamientos "deben ser establecidos con base en normas legales de intervención económica, que claramente la CRT no tiene para el presente caso".

Sin embargo, eso no piensan los expertos y empresarios del sector consultados, que consideran que la CRT cuenta con las facultades necesarias para tomar esta decisión y está respaldada no solo por normas nacionales sino supranacionales, como los acuerdos firmados por Colombia con la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la Comunidad Andina de Naciones.

Se prevé que este fin de semana la CRT expedirá las resoluciones que definirán cuáles son los mercados relevantes del negocio de las telecomunicaciones y cuáles son los operadores dominantes de los mismos, que requerirán una regulación especial, por ejemplo en sus tarifas, para evitar abusos que afecten a sus abonados.

Si se toma en cuenta el proyecto regulatorio de la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones, los operadores dominantes tendrán un plazo de tiempo para autorregularse y de no cumplir con las exigencias fijadas la entidad tomará las medidas necesarias.

Fuente: Portafolio Edición Impresa – Marzo 05 de 2009
{mosgoogle}
{mxc}

Recomendados