15
Dom, Dic

Otras Empresas
El escondite de Pablo Escobar fue descubierto en 1993 porque le interceptaron una llamada. Mientras hablaba con su familia, la tecnología militar de ese entonces realizó una radiolocalización triangular y así se dio con su paradero.


El teléfono de Escobar emitía ondas en línea recta y a través de dos posiciones diferentes fue posible localizar la onda de radio que emitía su conversación.

Una tecnología similar pero más moderna, pudo utilizarse en el caso de la interceptación que hizo el DAS a teléfonos celulares de periodistas, magistrados y altos funcionarios de la Fuerza Pública. Esta denuncia la hizo la revista Semana hace ocho días y desató todo tipo de reacciones.

Algunos políticos aseguraron que las operaciones de espionaje fueron ordenadas desde la Casa de Nariño, sin que mediara una orden judicial.

El Gobierno negó las acusaciones y el jueves 26 terminó con la autonomía del DAS para interceptar llamadas, entregando la verificación de éstas a la Policía Nacional.

S
in embargo, al colombiano común y corriente que no está familiarizado con las altas esferas del poder, le surgen las siguientes preguntas: ¿cualquiera puede interceptar un teléfono?, ¿cómo puede hacerlo?, ¿puede ser interceptado mi teléfono?

El doctor en Telecomunicaciones y Vicerrector de Desarrollo Institucional de la Universidad de Santander, Udes, Fernando Niño, señala que no es fácil interceptar un teléfono celular, pero se puede hacer.

“No lo puede hacer un esposo celoso, pero sí alguien con conocimientos en telecomunicaciones”, explica Niño.

Un tecnólogo en Telecomunicaciones que prefirió mantener su nombre bajo reserva, asegura que el sistema de comunicación celular “tiene muchas protecciones contra infiltraciones, tales como protocolos, identificación y encriptación, pero la tecnología aún no se termina de inventar y por medio de otros celulares y códigos especiales se puede intervenir una línea”.

Los teléfonos que usan el software Java, son susceptibles de interceptarse.
¿Cómo? Por intermedio del sistema Bluetooth.

¿Quiénes interceptan?

Sólo lo puede hacer, ahora, la Policía Nacional y debe ser aprobada por un juez de la República.

Si está de por medio una orden judicial, la compañía de teléfonos, ya sea celular o fijo, puede interceptar una línea. Así lo aseguró la oficina de prensa de Telebucaramanga.

Pero según el tecnólogo en Telecomunicaciones antes mencionado, “si existe un funcionario corrupto en una empresa de telecomunicaciones con los permisos necesarios, fácilmente puede ‘chuzar’ una línea y redireccionar la conversación a otra donde pueden escuchar y grabar (línea paralela o clonada)”.

“Cuando se realiza una llamada, ésta va desde su celular al celular de quien llamó, pero si en el sistema de telefonía celular alguien tiene un permiso especial para que esa llamada también se pueda enviar a un tercero con otro celular o equipo de recepción, se estaría redireccionando (dando una nueva ruta o ruta adicional) a la información”, explica el tecnólogo.

Esto no quiere decir que cada empresa de telefonía celular tenga en su canasta una manzana podrida que filtre información de manera ilegal.

“No es necesario que las empresas de telefonía celular se involucren en la ‘chuzada’ de llamadas, ya que es una señal que viaja en forma de ondas y con los equipos necesarios pueden descifrarlas”, explica el ingeniero en Telecomunicaciones Mauricio Rodríguez.

A través de la localización por ondas de radio y software para manipular teléfonos móviles de alta tecnología, también es posible interceptar una llamada sin contar con autorización legal o con el conocimiento de la compañía de servicios celulares.

Lo que sí puede hacer la compañía es alertar al usuario de que es interceptado sin su permiso.

“Compañías internacionales de servicios celulares ofrecen a los usuarios el servicio de supervisión, en caso de que este se considere a sí mismo blanco de una posible interceptación”, explica Fernando Niño, doctor en Telecomunicaciones.

En este caso, aparecería en la pantalla del teléfono móvil la frase “esta llamada está siendo grabada”, explica Niño.

¿Cómo se puede ‘chuzar’?

El tecnólogo en Telecomunicaciones entrevistado por Vanguardia Liberal señaló que en Internet se encuentran páginas que explican a una persona con conocimientos en telecomunicaciones, cómo acceder a un teléfono celular.

Super Bluetooth Hack es una aplicación basada en el intercambio de datos por intermedio de esta tecnología: Bluetooth.

El método es conocido como Bluejack. Consiste en manipular el teléfono del usuario que está conectado vía Blue-tooth.

El experto Fernando Niño asegura que aunque parece sacado de una película de James Bond, es posible interceptar un teléfono de esta manera. Ese software, el Super Bluetooth Hack, permite acceder al teléfono y controlar sus funciones.

Si el usuario no está usando la herramienta Bluetooth, el espía puede encenderla y tener así la posibilidad de activar el micrófono del aparato celular y grabar la conversación. Lo anterior significa que se controla el teléfono y no la línea.

Según el experto en Telecomunicaciones, esta es la tecnología más avanzada para interceptar celulares. Sin embargo, si la persona a quien se espía carece de esta tecnología en su teléfono, no será posible que la espíen.

Los agentes del DAS utilizaban maletines con tecnología avanzada para realizar los espionajes de manera ilegal.

Según la revista Semana, también engañaban a los jueces o trucaban el número que tenía autorización judicial para ser interceptado, por el número del periodista, político, militar o magistrado a quien se quería grabar de manera ilegal.

Equipos de espionaje

En años anteriores, la tecnología para interceptar comunicaciones le pertenecía exclusivamente a las Fuerzas Militares y agencias de inteligencia.

Hoy, el avance en materia de telecomunicaciones pone al alcance de las personas con conocimientos en esta materia, algunos equipos que le permiten rastrear llamadas.

Uno de ellos es el celular interceptor GSM Pro que cuesta tres mil 500 dólares. Se conoce también como celular espía. Con este equipo no sólo se oyen las conversaciones ajenas, también el sonido ambiente y se obtiene una copia de todos los mensajes de texto enviados y recibidos. El sistema utiliza dos celulares. Uno de ellos se denomina captor y el otro, interceptor.

Para interceptar las conversaciones se debe llamar al celular interceptor desde el celular captor y automáticamente la comunicación ingresará en modo de conferencia, sin que las partes sean alertadas.

Si realmente se quiere espiar a alguien usando este sistema, se debe entregar el interceptor a quien se quiere espiar, una inversión costosa y exagerada para un esposo celoso, por ejemplo.

“Lo que sucede es que garantizar la seguridad tecnológica es muy difícil, porque la información es pública. Las personas con conocimientos básicos en el tema pueden hacer cosas que antes sólo podía hacer las agencias de inteligencia”, explica Fernando Niño.

No es posible saber si su teléfono está interceptado, pero si piensa que puede ser blanco de interceptación, es conveniente estar alerta.

glosario


• Protocolo: es una secuencia de verificación de datos. Es como preparar una cena, primero se alistan los ingredientes, luego se pone la olla con el agua, se prende el fogón, se agregan los ingredientes, se cocina y se sirve. Es un orden en el cual no se puede hacer lo último de primero o al revés.

• Identificación: se hace cuando usted realiza una llamada desde su celular; éste tiene un código especial único que es verificado por la antena más cercana, la cual envía esa información a la central para corroborar que así sea.

• Encriptación: es poner una clave a la información que se envía, en este caso la voz, por medio digital. Esa voz se vuelve un código de números 1 y 0 para poder ser enviada. Para proteger esa información se crea una clave que sólo puede ser descifrada por el sistema y volverla otra vez voz al otro lado.

“¿Puede mi teléfono celular estar interceptado?”

El experto en Telecomunicaciones consultado por este diario explica que sí y que lamentablemente, es imposible saberlo.

“Dependiendo del tipo de teléfono que se utilice. Sin embargo, quienes conocen de espionaje empresarial, por ejemplo, acostumbran interceptar y escuchar conversaciones utilizando escáneres de radio”.

El experto recomienda algunas medidas que se pueden tomar para no poner en bandeja de plata la interceptación de su teléfono móvil si se es, por ejemplo, periodista o empresario.

Las frecuencias 2.4 GHz o 5.8 GHz, son más seguras. Y lo serán aun más si cuentan con un decodificador y tienen la capacidad de descifrar la señal digitalmente por medio de una tecnología llamada “spread spectrum technology”. Esta función rompe la señal de la voz y la distribuye a través de varios canales, algo que es difícil de interceptar. Para una persona con pocos conocimientos en el tema, le basta con preguntar a la compañía que fabrica los teléfonos móviles si cuenta con esta tecnología, que no es barata, lamentablemente.

Por último, Fernando Niño explica que cuando se escucha eco en una conversación, no significa que la línea está interceptada, pero sí puede ser una señal de alerta.

Fuente: Vanguardia Bucaramanga – Marzo 2 de 2009
{mosgoogle}
{mxc}

Recomendados