fbpx
27
Vie, May

Otras Empresas

La ambición de Musk por potenciar sus ideas sobre la libertad de expresión parece ilimitada, y tras la OPA de Twitter ha empezado a criticar también los contenidos de Netflix.

Una plataforma tecnológica en el mundo de los medios audiovisuales cae en Bolsa con fuerza por las dudas sobre el modelo de negocio y su desplome es aprovechado por un inversor para hacerse con el control.

Esta es la historia de la red social Twitter, que el lunes aceptó la oferta pública de adquisición (OPA) de US$44.000 millones formulada por Elon Musk, el dueño de Tesla Motors.

Y también puede ser el guion del nuevo capítulo corporativo que afronta Netflix, la plataforma de suscripción para acceder a películas y series como La Casa de Papel, entre otras muchas.

Desplome bursátil

Desde la semana pasada, tras presentar resultados, la cotización de Netflix ha bajado cerca de 40%, situando su capitalización bursátil en unos US$93.000 millones. El motivo del desplome es el anuncio de que la empresa podría perder 2 millones de abonados el próximo trimestre, ante el aumento de la competencia, lo que hace dudar a algunos inversores sobre la sostenibilidad de su negocio tras haber realizado grandes inversiones en contenidos propios.

Tras este castigo, ¿es Netflix vulnerable a una OPA?

No es una operación para cualquiera. Pese a la corrección, todavía vale más del doble que Twitter. En su día, gigantes como Apple, Amazon o Disney sonaron como potenciales interesados en Netflix, pero han ido desarrollando sus propias plataformas de streaming. La idea de Netflix, por su parte, es diversificar con un nuevo modelo de programas con publicidad.

Pero Rich Greenfield, analista de LightShed Partners, señala que "si Apple o Disney quieren dar un paso y comprar Netflix, hay cosas más extrañas que han sucedido y quizá ahora hay una oportunidad. Aunque no creo que la empresa quiera ponerse a la venta, puede haber gente pensando que si uno pretende un negocio con 220 millones de suscriptores y una creciente cartera de contenidos con gran talento tecnológico, ahora hay una forma de conseguirlo".

La gran fusión

Tampoco hay que descartar otra alternativa. La ambición de Musk por potenciar sus ideas sobre la libertad de expresión parece ilimitada, y tras la opa de Twitter ha empezado a criticar también los contenidos de Netflix, por ser demasiado progresistas en su opinión.

La unión Twitter-Netflix podría poner en alerta a los reguladores actuales de Estados Unidos por el poder que daría al impredecible Musk. Su financiación sería complicada, tras el esfuerzo del dueño de Tesla en la actual opa, salvo que Netflix aceptara un canje accionarial.

Pero un regreso de los republicanos al poder allanaría esa fusión, especialmente si Donald Trump no logra cambiar el mapa de los medios con su red Truth Social. Desde la opa sobre Twitter, la sociedad Digital World Acquisition -que va a fusionarse con la plataforma de Trump- no deja de caer en Bolsa ante la expectativa de que el expresidente recupere su voz en Twitter con Musk y no necesite su propio altavoz.

Fuente: La República – Abril 27 de 2022

Recomendados