fbpx
08
Lun, Ago

Otras Empresas

Tigo Colombia accedió a una línea de garantía por unos 153 millones de dólares para ampliar el acceso y la conectividad de la banda ancha móvil.

Se trata de una línea otorgada por el BID Invest que emitirá cartas de crédito standby a bancos locales que serán elegidos por la operadora para cubrir las obligaciones de Tigo y cubrir las garantías exigidas por el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC).

Este préstamo contará con una disponibilidad de 10 años y medio y un tenor de hasta dos años por cada carta de crédito emitida. Permitirá desplegar infraestructura de telecomunicaciones en 177 localidades que no cuentan con acceso a servicios móviles con conexión a banda ancha. A esto se suma también la actualización del servicio móvil de 2G y 3G a 4G en 340 municipalidades de Colombia. El año pasado, la compañía había anticipado que avanzaría con redes Open RAN 4G en 362 sitios rurales, aunque no fue posible confirmar de fuentes oficiales si se trata de la financiación de ese proyecto.

Como parte del acuerdo, Tigo acordó cumplir con un Plan de Acción Ambiental y Social (PAAS), orientado a adoptar mejores prácticas en sus operaciones, entre las que se incluye el desarrollo de un sistema de quejas externas y mejoras en los procedimientos de contratación de terceros para poder asegurar que los contratistas gestionen los riesgos ambientales y de salud y seguridad en el trabajo de manera apropiada, informó la empresa a través de un comunicado.

BID Invest, a través de sus servicios de asesoría, está trabajando con Tigo para maximizar el impacto de esta transacción en las poblaciones rurales. Entre las tareas que respaldará el organismo se encuentra la activación de la productividad agrícola digital, tal como sucederá con los servicios de monitoreo e información climática para pequeñas empresas rurales y la entrega digital de oportunidades en servicios básicos, como telesalud o educación virtual, para poblaciones rurales y aquellas conectadas por primera vez. Se trata de prestaciones que, si bien comenzaron a tomar fuerza desde 2020 debido a las restricciones que impuso la pandemia y funcionaron sobre redes 4G -y, en algunos casos, sobre 3G – se prevé que alcancen máximos desarrollos a partir de la quinta generación.

En Colombia, aún resta por conectar a cerca del 40 por ciento de la población, por lo que proyectos de este tipo permitirán reducir la brecha digital en el corto y mediano plazo. Es uno de los objetivos de esta iniciativa, informó la operadora, que ostenta el tercer lugar en participación de mercado.

El proyecto se implementará en fases, comenzando con un piloto en áreas rurales estratégicas y en alianzas con actores clave en el área que tengan la capacidad de conectar en el sitio y realizar las actividades necesarias. Se espera que esta operación contribuya a cuatro Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas: fin de la pobreza (ODS 1), trabajo decente y crecimiento económico (ODS 8), industria, innovación e infraestructura (ODS 9), y alianzas para lograr los objetivos (ODS 17), finalizó el comunicado.

Fuente: Telesemana – Enero 11 de 2022

Recomendados