fbpx
02
Jue, Dic

Otras Empresas

Millicom se fortalece en Guatemala. La operadora decidió adquirir el 45 por ciento de la participación que Comcel tenía en el joint venture con el que brindaba servicios en ese país, por el que pagará 2.200 millones de dólares en efectivo.

La operación se cerró el pasado viernes y convertirá a Millicom en el controlador total de Tigo Guatemala lo que anticipa una competencia más férrea con el otro jugador fuerte de este mercado, Claro Guatemala.

Para concretar esta operación, la compañía accedió a un crédito de bancos internacionales. La intención de la operadora es refinanciar este préstamo a través de la emisión de deuda a largo plazo por unos 1.500 millones de dólares, además de la disponibilidad de nuevas acciones por unos 750 millones de dólares adicionales en 2022, según explicó la compañía en un comunicado.

A septiembre de 2021, la operadora contaba con 11,6 millones de suscriptores de servicios móviles, además de 392.000 clientes de banda ancha, y 567.000 clientes en televisión paga. Tigo Guatemala es el negocio más rentable de Millicom Group, aseguró la compañía, lo que explica el monto pagado para hacerse con el control total de esa operación. En ese país, la operadora cuenta con 4.400 torres, dos data center TIER3 y más de 21.000 kilómetros de fibra óptica. El negocio de los pagos móviles en este país es uno de los más desarrollados de la región.

El movimiento dado ahora en Guatemala se complementa con los datos en 2020, en plena pandemia en Nicaragua y Panamá, países en los que adquirió las operaciones que estaban en manos de Telefónica. Había intentado hacer lo mismo en Costa Rica pero al desistir, fue otro de los competidores fuertes de América Central, Liberty Latin America, la que movió las fichas en ese territorio.

En realidad, el mercado móvil de Guatemala se completa con Red (Intelfon) que brinda servicios iDEN aunque su participación es prácticamente nula. Son Claro y Tigo los que animan verdaderamente a este país.

El movimiento de Tigo dado en Guatemala consolida la posición de la operadora en América Central y también en la región. El año pasado, cuando Millicom anunció la salida de África, había señalado que se concentraría en América latina, y estos movimientos dan cuenta de ello.

“Agradecemos a nuestros socios por su importante papel en el desarrollo de Tigo Guatemala y por el apoyo a esta transacción. Para Millicom, esta nueva inversión refleja nuestra continua confianza en la próspera economía de Guatemala y nuestro renovado compromiso con la transformación digital de su sociedad. De la mano de la visión y el fuerte compromiso de nuestro equipo de más de 3,100 empleados en el país, continuaremos construyendo las autopistas digitales que conectan a las personas, mejoran vidas y desarrollan comunidades”, dio Mauricio Ramos, CEO de Millicom, a través de un comunicado.

Esta operación parece ser la coronación de Tigo en este país luego de 30 años de presencia. Todo indica que comenzará una nueva era de la operadora en este país no solo por lo que implica a nivel de negocios sino, y sobre todo, porque la apuesta fuerte por quedarse con el total de la compañía, sumada a la necesaria reconversión de las redes que se experimenta en todos los países del mundo, con mayores o menores avances, llevarán a que Tigo encare un profundo proceso de modernización.

A partir de ahora, se mostrará los dientes cara a cara y a todo o nada con Claro. Guatemala será el terreno de la disputa entre dos gigantes, aún cuando desde el punto de vista de la regulación, la historia en este país viene bastante rezagada, principalmente en términos de espectro.

Fuente: Telesemana – Noviembre 16 de 2021

Recomendados