fbpx
28
Mar, Sep

Otras Empresas

Paolo Veglio, presidente de Nokia Colombia, explicó la necesidad que tiene el país para habilitar el uso de las redes de 5G.

De acuerdo con un estudio de Nokia y Omdia, la tecnología 5G puede generar un impacto económico de 166 trillones de dólares en Colombia para 2035.

La empresa europea que está haciendo pruebas con Tigo y Claro desde final del 2020, espera que se logre tanto la subasta como el despliegue de las redes en 2022, pues de lo contrario Colombia quedaría rezagada de nuevo en el escenario regional donde ya se han hecho las licitaciones.

Paolo Veglio, presidente de Nokia Colombia, habló de las posibilidades del país, además de la brecha de acceso digital existente en 4G y las tendencias que harán parte de la conectividad de los colombianos.

¿Cómo está el proceso para la llegada del 5G al país?

Yo creo que estamos en un camino y vamos bien, todos los actores estamos trabajando y con los anuncios por parte del ministerio de las TIC de la intención de licitar el espectro para 5G, nos deja en una muy buena posición y nos da una perspectiva distinta para pensar en los despliegues de las redes hacia la segunda mitad del 2022.

Esto ayudaría a que Colombia quede en una excelente posición en la región, Chile ya licitó espectro y Brasil está próximo a hacerlo, así que si las cosas se aceleran Colombia sería el tercero en disponer de este espectro y en habilitar las condiciones tanto legales como técnicas para esta nueva generación.

Hay en este momento un trabajo muy fuerte en el caso de los operadores para reforzar las redes 4G y para cerrar las brechas digitales que tiene el país y también están trabajando en la fibra óptica que es una de las necesidades del 5G.

Estimamos que la cobertura inicial que se pueda tener en 5G en el país será muy limitada, estimamos que a 2024 sea un 25% de los 24 millones que tienen líneas 4G, sabemos que el despliegue será progresivo con inversiones año a año y que también dependen del compromiso de los operadores. Es importante tener un 4G fuerte, porque en caso de no tener cobertura automáticamente se llega a esta red y por eso debe ser robusta y ofrecer una buena calidad de servicio para mantener la experiencia del usuario.

Si Colombia no da este paso y se alistan los requerimientos, el país se quedará regazado, sin duda.

¿Cómo se han preparado para el despliegue?

De muchas maneras. La principal es regulatoria y ahí es importante destacar que el Ministerio abrió la posibilidad para que los operadores interesados pudieran solicitar espectro de altas bandas para poder hacer pruebas de distintos tipos e incluso diferentes pilotos.

Nosotros en ese sentido hemos sido pioneros y hemos hecho pruebas con un par de operadores para poder demostrar las capacidades de la red y para tener una experiencia inmersiva ya sea remota con cámara 360 grados y con ultra alta definición de video.

Hemos hecho pruebas a nivel privado, no publico con robots y también estamos pensando en hacer la conducción de vehículos autónomos con la minera AngloGold Ashanti en los próximos meses y así de a poco vamos mostrando diversos beneficios y capacidades. Seguimos con una fuerte presencia en redes móviles que se remonta a unos 20 años, estamos listos para ser protagonistas en el despliegue de 5G.

Mientras esta red no sea real seguiremos con nuestros clientes, operadores o industrias con la realización de pilotos. De otro lado estamos involucrados con varias iniciativas del ecosistema de innovación de Ruta N, el centro de la Cuarta Revolución Industrial para aportar con casos de uso.

¿Qué se pondrá en esta subasta?

Lo que sabemos es que está la intención de licitar una banda de 3.5 ghz, la cual es muy buena y que permite hacer una mezcla entre la capacidad y la cobertura, es un buen espectro para iniciar los despliegues.

Según las demás experiencias. ¿A qué se le apuntará con esta subasta?

Viendo lo que ha sucedido en Estados Unidos, Japón, el norte de Europa, vemos que 5G transforma radicalmente distintos segmentos como la banda ancha móvil porque multiplica las velocidades de 4G por 10, en fijos está el acceso fijo inalámbrico y ahí la ventaja es que la calidad de la señal, la confiabilidad de la tecnología y las velocidad son similares a lo que se puede lograr actualmente con fibra óptica y se puede llegar a zonas suburbanas que es a donde no estamos llegado actualmente.

El otro está en la industria 4.0, pues el trabajo que hay que hacer allí requiere de un compromiso de distintas partes para el desarrollo de la conectividad para los usos industriales y también los aplicativos y casos de uso donde el mayor denominador lo estamos viendo en la actualidad y es la digitalización de los procesos para incrementar el nivel de productividad para ser más competitivos en el mercado interno y en las exportaciones.

Fuente: Portafolio – Agosto 27 de 2021

Recomendados