fbpx
28
Dom, Feb

Otras Empresas

El grupo telefónica hizo un acuerdo por más de US$9.400 millones por la venta de su división Telxius, que incluyó activos en otros países de América Latina.

El Grupo Telefónica, con sede en España, sigue en la mira del sector tras anunciar esta semana un acuerdo comercial por US$9.410 millones (7.700 millones de euros) con la empresa American Tower Corporation (ATC) para que esta adquiera su división de torres de telecomunicaciones: Telxius.

Después de que el holding informó que ATC podrá adquirir 30.722 emplazamientos de torres en España, Alemania y Latinoamérica, en donde se incluyen: Brasil, Chile, Perú y Argentina, la noticia llevó a preguntarse sobre qué pasará en el territorio nacional con la infraestructura que tiene la compañía.

LR consultó a Movistar Colombia y esta dijo que descarta la venta de torres en el país a American Tower. Sin embargo, hay que recordar que la empresa sí ha comercializado parte de su infraestructura local en los últimos años.

Según el reporte de 2019, Telefónica vendió 2.029 torres, entre Ecuador (1.408) y Colombia (621) por un valor de US$353 millones (290 millones de euros) a Phoenix Tower International (PTI). Lo anterior, según la empresa, venía haciendo parte de su plan para “acelerar la monetización extensa de su cartera de emplazamientos de telecomunicaciones móviles”.

Con base en esa dinámica se le preguntó a la compañía si hay planes de venta de torres para este año, voceros de Movistar Colombia no se pronunciaron al respecto.

Los analistas en telecomunicaciones consideran que la venta de infraestructuras podría seguir a lo largo del año, ya que hay operadores que se han abierto a este modelo de negocio, lo que ha favorecido a un mercado que empieza a ser acaparado por American Tower y Cellex.

antenas telefonica

El experto en el sector, Jorge Fernando Negrete, afirmó que Telefónica ha sido una de las empresas de esta industria en liderar la venta de torres a nivel internacional hasta tal punto de consolidar una filial para tal fin.

“Con esta nueva movida, se comprueba que Telefónica está, sin duda, buscando formas de sanear sus finanzas a través de la venta de sus activos físicos. Las torres no son un negocio estratégico para ellos. Están buscando liquidez. Hay que destacar también que la compañía está aligerando su carga en Latinoamérica”, agregó Negrete.

Sobre los acuerdos a los que ha llegado Telefónica hasta la fecha, según su presidente, José María Álvarez-Pallete, han sido con un sentido estratégico dentro de su hoja de ruta.

“Tras esta gran operación seguiremos centrados en nuestros objetivos más ambiciosos: la integración de O2 con Virgin en el Reino Unido, la compra de los activos móviles de Oi en Brasil y la reducción de la deuda”, dijo Álvarez-Pallete a la prensa internacional.

Estos negocios se dan en un contexto en el que Telefónica ha venido acarreando rumores sobre posibles ventas de sus filiales en América Latina. Según informó Bloomberg a finales de 2020, la empresa de telecomunicaciones Liberty, matriz de VTR, habría estado estudiando la opción de presentar una oferta para Colombia y Ecuador.

Según la agencia, las dos compañías ya habrían mantenido reuniones iniciales para estudiar esa operación y de acordarse la venta, sería la segunda adquisición que Liberty realice de los activos de Telefónica.

Fuente: La República – Enero 19 de 2021

Recomendados