fbpx
09
Jue, Jul

Otras Empresas

En el informe anual, la Relatoría para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos luego de tomar nota de las decisiones nacionales que ordenó el bloqueo de la aplicación a finales de 2019.

El informe anual de la Relatoría para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos incluyó un apartado sobre la discusión que se ha originado en Colombia por el funcionamiento del aplicativo de transporte Uber y la legalidad o no de su servicio. El reporte hace énfasis en la neutralidad en la red, que es un principio que establece que los paquetes de datos y la información debe circular en igualdad de condiciones en internet.

En el informe, la relatoría tomó nota que en diciembre de 2019 la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) ordenó bloquear la aplicación tecnológica Uber luego de un proceso administrativo que inició la empresa Cotech S.A en contra de Uber S.A.S, Uber Technologies y Uber BV por una supuesta competencia desleal y la violación de normas nacionales. Uber dejó de funcionar entonces el primero de febrero pasado.

Estas actuaciones llegaron hasta la Relatoría Especial que recordó que ya desde 2011 se ha advertido por los relatores especiales de la CIDH y de las Naciones Unidos que la libertad de expresión se aplica a internet del mismo modo que a todos los medios de comunicación. En ese sentido, las restricciones en internet solo son aceptables cuando cumplen estándares internacionales, fijados por ley en los estados: “los Estados deben garantizar la vigencia de este principio a través de legislaciones adecuadas”.

“El principio de neutralidad es un principio de diseño de Internet, por el cual se maximiza la utilidad de las redes, tratando a todos los “paquetes de datos” en forma igualitaria sin distinción alguna. Como sostuvo la Relatoría Especial, la neutralidad de la red es una condición necesaria para ejercer la libertad de expresión”, señala el informe anual.

La CIDH agregó que la neutralidad en la red “transversal a los principios rectores. Lo que persigue tal principio es que la libertad de acceso y elección de los usuarios de utilizar, enviar, recibir u ofrecer cualquier contenido, aplicación o servicio legal por medio de Internet no esté condicionada, direccionada o restringida, por medio de bloqueo, filtración, o interferencia”.

Para Uber, la inclusión de este asunto en el informe anual de la CIDH evidencia la preocupación sobre los bloqueos a su plataforma y estaría marcando la necesidad de que en Colombia haya una ley nueva que actualice la protección de derechos humanos, la neutralidad en la red y las nuevas tecnologías.

“La reglamentación debe defender el derecho de millones de usuarios de elegir cómo se mueven por las ciudades y la oportunidad de personas registradas en la aplicación de generar ganancias adicionales. Debe estar centrada en las necesidades del usuario y ofrecerle alternativas en métodos de pago y multimodalidad, donde caben entre otros, las patinetas, bicicletas y el transporte público”, indicaron.

Aunque Uber apeló el fallo de la SIC, dejó de operar en el país el primero de febrero. No obstante, a finales del mismo mes regresó modificando las condiciones de su operación. Ahora, cada vez que un usuario solicita un viaje, acepta un contrato de servicios que dura mientras el recorrido.

En ese momento, la plataforma aseguró que este nuevo “modelo permitirá arrendar un vehículo con un conductor, bajo un acuerdo entre las partes al momento de la llamada. La aplicación será el punto de contacto que conecta a las dos partes para que entre ellas celebren un contrato”.

Fuente: El Espectador – Junio 2 de 2020

Recomendados