fbpx
09
Jue, Jul

Otras Empresas

La Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB)  reportó resultados del primer trimestre, período en el que informó pérdidas por 5.936 millones de pesos (1,5 millones de dólares). La cifra contrasta con las ganancias por 1.191 millones de pesos (hoy 312.500 dólares) registrados un año atrás.

El Ebitda se desplomó un 10,1 por ciento hasta 111.248 millones de pesos (29,1 millones de dólares), con un margen de 33 por ciento.

La compañía estatal había mejorado sus reportes en el último tiempo, de la mano de un fuerte plan de austeridad y una estrategia basada en fibra óptica. Antes de esto los malos resultados y la necesidad del distrito de atender otros frentes pusieron a la empresa a un paso de la venta. Finalmente esto no ocurrió por, entre cuestiones legales, el respaldo a mantenerla como empresa estatal por parte de los trabajadores y las fuerzas opositoras.

La compañía dijo sentir el impacto del covid-19 en algunos de sus frentes y puso al contexto como argumento para explicar cambios en sus planes de inversiones, aunque no detalló cuáles.  En el corto plazo sus proyectos se concentrarán en cuatro frentes: fortalecer servicios existentes, mejorar la calidad de servicios, desarrollo de fibra óptica y ser aliado en la idea de Bogotá como ciudad inteligente.

En este contexto, sus ingresos se mantuvieron estables (+0,3 por ciento interanual) en 339.969 millones de pesos (89,2 millones de dólares). La fibra óptica ahora pasó a ser responsable del 31 por ciento de la facturación proveniente del segmento servicios, 10 puntos más que hace un año. Los negocios corporativos y otros generaron el 32 por ciento y el cobre el 31 por ciento. El seis por ciento restante corresponde al apartado móvil frente al siete por ciento de igual trimestre anterior.

En cuanto a clientes, los de fibra crecieron 14,8 por ciento hasta 395.000. El 63 por ciento de la base de banda ancha del operador, ahora compuesta por 620.000 líneas, utiliza esta tecnología de acceso. Los clientes de TV paga aumentaron en 4.000 unidades hasta 126.000 y los de telefonía fija cayeron hasta 995.000. En tanto, los usuarios de telefonía móvil se redujeron hasta 393.000, como consecuencia de una baja en el segmento prepago (12.000 líneas menos) y pospago (40.000 líneas menos).

Fuente: El Tiempo – Mayo 26 de 2020

Recomendados