05
Dom, Abr

Otras Empresas

Asomóvil mantiene que esfuerzos en tiempos de crisis no pueden ser solo de los operadores. 

Con millones de usuarios de internet en sus casas en medio del aislamiento social para contener la propagación del Coronavirus Covid 19, sectores temen que el auge del teletrabajo y el aumento en el consumo de internet termine superando las capacidades de las redes de telecomunicaciones. 

Esta preocupación, que es común en distintos países del mundo, está acompañada por el temor de los usuarios que no contaban con planes suficientes para realizar sus labores desde la casa.

En medio de la clase virtual, la telecoferencia, las series de Netflix, la música para acompañar, los archivos pesados que debe enviar a clientes y las solicitudes de domicilios gracias a las compras de internet, los gigantes de telecomunicaciones del mundo vienen advirtiendo que los aumentos de tráfico por la coyuntura del virus ya son visibles y que internet no es un recurso infinito.

En el panorama nacional, Samuel Hoyos, director de Asomóvil, el gremio de operadores en Colombia, habló explicando si es viable aumentar los topes de carga de datos para los usuarios y resaltó la respuesta urgente del sector para que internet no se caiga.

¿Cómo lee la propuesta de algunos sectores para que la CRC aumente los topes en general?

Los operadores, de forma unilateral, han aumentado la capacidad de la banda y han robustecido la infraestructura en la medida de los posible, pero estamos hablando de un bien escaso o limitado. 

No se puede aumentar de la noche a la mañana la infraestructura... esto implica construir torres, desplegar redes, llevar fibra. Es como si se fueran a aumentar las vías en la ciudad, es algo que se hace de forma paulatina. 

Hasta hoy, el sector ha aumentado la capacidad técnica sin elevar los costos para el usuarios, algo que no sucede en otros sectores en los que se ve que algunos productos han subido. Quiero resaltar que el precio no ha cambiado a pesar de las dificultades técnicas, el requerimiento de recursos humanos y hasta la inversión en equipos, que es en dólares y estamos en un momento de dólar a 4.000. Se ha hecho un esfuerzo a nivel de industria entiendo la gravedad de la situación y con toda la disposición de colaborar. 

Esta situación sin internet se agravaría considerablemente en términos de salud y en el aspecto social y económico

Los operadores manejan proyecciones de usuarios y abastecen esa infraestructura y cableado previendo un margen de crecimiento mayor... Es como un bono que podría utilizarse, ¿no?

Ese especie de 'bono' es pequeño. La capacidad técnica se ha ido aumentando, con lo que se ha usado ese margen buscando garantizar la prestación del servicio, garantizando la conectividad del país.  

Pero hay limitaciones técnicas que no permiten hacer eso de la noche a la mañana. Es necesario que todos entendamos que esto no solo depende de los operadores y que el sector ha hecho un esfuerzo adicional que no ha sido remunerado para responder a la gravedad de la situación que atraviesa el país

Pero es claro que si los usuarios no colaboran con el uso responsable del internet es probable que se presenten inconvenientes. Además, hay factores como la lluvia o los toques de queda que dificultan, por ejemplo, poner operarios para mantener las redes, o realizar importaciones de equipos necesarios.

Cuando se habla de 'uso responsable' o de racionalizar, ¿específicamente qué se plantea?

Hay que ser conscientes, hacer un uso responsable y entender la situación extraordinaria que se está viviendo. Esto genera tráficos extraordinarios en lugares que usualmente no los tienen. 

Es como si todos decidieran el mismo día sacar el carro, la camioneta, la moto, la tractomula, el bus y todo al tiempo a una autopista que tiene en este momento tres carriles. El tráfico no va a fluir. Ojalá pudieramos tener una autopista de 6, pero eso no sucede de la noche a la mañana. 

Creemos que el sector esta haciendo un esfuerzo gigantesco y aumentando servicio sin costo al usuario. Pero a nivel mundial, el sector está enfrentando la situación y se está hablando con las plataformas para que también colaboren. Por ejemplo con Google, Facebook, Netflix para que limiten el peso de sus contenidos. Hay ciertos formatos que son muy pesados y congestionarían el tráfico. 

Esto es algo en lo que debemos actuar todos: usuarios, fabricantes, comercializadores, y hasta creadores de contenido.

¿En este momento se encuentra cerca o está desbordad la capacidad de los operadores?

No. Estamos manteniendo la estabilidad, la conectividad y la calidad en el servicio. Pero si no colaboramos entre todos... eso podría llevar a que suceda. 

Hemos pedido que se priorice el uso productivo de internet más que el uso de entretenimiento o el uso ocioso. 

¿Los operadores están reduciendo la velocidad en algunos servicios para motivar esa 'racionalización'?

Como industria mantenemos la posición del estado colombiano y somos respetuoso de la neutralidad de la red... No intervenimos. Por eso es que estamos pidiendo a usuarios y plataformas que nos ayuden con la autoregulación. 

Es claro que en tiempos de aislamiento necesitamos también de los usos recreativos. No decimos que no vean una película o que no puede ver a sus amigos o familiares que están lejos, eso también es importante.

Entonces, ¿podríamos decir que los operadores no van a intervenir la red en el futuro?

Nosotros como operadores no estamos interviniendo sobre la red. Pero también es importante que las posibilidades permanezcan abiertas a medida de que la situación cambie. Si la situación se agrava, el Gobierno debe tener flexibilidad para tomar esas decisiones. 

Puedo decir que cualquier decisión al respecto será concertada a nivel de industria y con el gobierno nacional. 

¿Ya hay cifras frente al consumo de internet en los últimos días?

A nivel Colombia ya empezamos a ver aumentos en el tráfico sobre todo en la red fija, pero aún no tenemos cifras para compartir. Puedo darle el ejemplo de lo que pasó en España, que si bien tiene redes distintas, hay poblaciones similares. 

Allá se vio un aumento del 40 por ciento en las redes fijas, un crecimiento del 50 por ciento en los servicios de voz y en datos móviles creció un 25 por ciento el tráfico. Por ejemplo, el uso de WhatsApp se multiplicó por cinco y el de aplicaciones de teletrabajo como Microsoft Teams y Skype el aumento fue por cuatro. 

En estos días esperamos tener datos propios... Como sector hemos hecho una donación de un servicio que es incalculable: ayudamos a mover cientos de millones de mensajes, la aplicación Corona App es Zero Rating con lo que los usuarios pueden usarla así no tengan más datos, el aumento en el ancho de banda sin trasladar costos a usuarios... 

Espero próximamente compartir más detalles de la inversión para que el país vea lo que se está haciendo. Detrás de la estabilidad del servicio hay personas, técnicos, ingenieros, operadores, un equipo que no es algo etéreo en la nube, como una respuesta mágica. Este problema no es solo de Colombia pero nos enorgullece ser quienes logramos que el país no se paralice. Esta situación sin internet se agravaría considerablemente en términos de salud y en el aspecto social y económico. 

Fuente: El Tiempo– Marzo 23 de 2020

Recomendados