04
Sáb, Abr

Otras Empresas

Nuevos servicios, tasas de comisión, bonos por referidos y publicidad son algunas de las medidas.

Tras el apagón de Uber, las distintas aplicaciones de movilidad compartida con presencia en Colombia han dicho que apoyan una regulación por vía legislativa. Mientras tanto, los servicios de Didi, Beat y Cabify buscan atraer a los usuarios y conductores que antes rodaban solamente en Uber. 

Tras 6 años de operación, Uber dejó más de 88.000 socios conductores y más de 2 millones de usuarios. Sin embargo, actores en la movilidad reconocen que dicha audiencia no es exclusiva y que está compartida con otras aplicaciones y entre los análisis de la situación uno de los más recurrentes fue la migración hacia otras plataformas. 

En Colombia operan: Didi, de origen chino, Cabify, de origen español, Beat, de origen griego, InDriver, de origen ruso y recientemente llegaron también opciones como Sara LT y Tu Transporte, que están reclutando conductores (conductoras en el caso de Sara, de origen argentino y la otra es un emprendimiento nacional). 

Aunque las empresas han dicho que sus estrategias de crecimiento son "independientes" de la coyuntura, los usuarios han recibido una mayor cantidad de mensajes de texto, anuncios y otro tipo de propagandas con bonos, descuentos por referidos y promociones para usar sus aplicaciones. Desde un 30 por ciento de descuento en sus primeros tres viajes hasta bonos de 10.000 pesos por cada referido suyo que use la aplicación. 

En la mañana del lunes, Beat anunció un nuevo servicio especializado en el que los usuarios encontrarán socios conductores con vehículos más nuevos y con calificaciones superiores a 4.7.

Antes de apagar la app, Uber reclamó en varias oportunidades que el hecho de verse obligado a suspender sus operaciones de transporte (UberEats sigue funcionando) lo dejaba en clara desventaja frente a sus competidores, que viven en el mismo limbo jurídico pero no estaban incluidos en el caso de Cotech y Taxis Libres ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC). 

En materia de descargas (que no es igual a usuarios activos), las aplicaciones fueron consultadas por EL TIEMPO, pero no entregaron datos puntuales. Beat se limitó a decir que son "la app de transporte más descargada en el país en 2019", sin embargo no reveló la cifra total. Cabify por su parte se refirió al fin de semana y dijo que solo en uno de esos días había presentado un aumento del 400 por ciento en instalaciones de la app. 

En el caso de Didi, la aplicación dijo que el crecimiento es constante y que desde que llegaron al país, su app ha sido bajada de las tiendas de aplicaciones (Google Play y AppStore) más de 3.6 millones de veces y la de conductores ha sido descargadas 550.000 veces. 

Una competencia por doble vía

Una de las formas de competir también es la tarifa de comisión por los viajes. Aunque la frecuencia con la que salen viajes es una de las razones más frecuentes en la elección de los conductores, también lo es cuánto cuesta la intermediación.

Beat, que  ha competido fuertemente con bajas tarifas, mantiene su porcentaje de intermediación en el 15 por ciento para su servicio Lite y en el 25 por ciento para su servicio Plus. Cabify, por su parte, maneja un cobro que varía según la ciudad y el producto y que va del 8 por ciento hasta el 24 por ciento. La opción china reveló en enero que cobra entre un 7 y 10 por ciento de comisión según la ciudad en la que presta su servicio y que, por el momento, no hay un cobro para taxistas. 

Otro punto relevante es el mensaje sobre la seguridad. Conscientes de que los estándares de Uber, con atención 24/7, fueron un factor importante en la decisión de los usuarios en los últimos años, tanto Beat como Didi y Cabify han sacado a relucir sus propias opciones.

Además de pólizas y filtros en la selección, Cabify, que lanzó su botón de seguridad en 2017, desarrolló un 'kit de seguridad' en la app con el que el usuario puede compartir su ubicación en tiempo real con personas de confianza. Por su parte, entre otras medidas, Beat y Didi, por ejemplo, tienen un botón de pánico tanto para usuarios como para conductores. La diferencia es que el de Beat comunica con el servicio de emergencias nacional de la línea 123, mientras que el de Didi evalúa el reporte para enviar una patrulla de apoyo independiente que llega físicamente al lugar indicado por GPS. 

Si bien las aplicaciones anunciaron individualmente que no elevarían sus tarifas, el aumento de la demanda de viajes, que resulta de las solicitudes de quienes antes solo usaban Uber, si podría generar aumentos en los costos de viajes en horas pico. 

Fuente: 360 Radio – Febrero 5 de 2020

Recomendados