04
Sáb, Abr

Otras Empresas

El general manager de Latam Nort de Motorola Mobility analiza el segmento, clave en Colombia.

La marca Motorola celebra que llegó a las 100 millones de unidades de sus teléfonos Moto G, la línea de gama media.

Más allá de esa cifra, Nino Castellotti, general manager de Latam North que abarca México, Colombia, Ecuador, Central América & Caribe de Motorola Mobility, afirma que es el momento para reconocer lo que la marca le aportó al mercado.

“En la historia de Moto G hay que hablar de la innovación que trajo a la industria. Podemos decir que inauguró lo que llamamos la gama media, que son los teléfonos más vendidos hoy”, señala el ejecutivo.

Castellotti resalta que en Latinoamérica la venta de este segmento es alta y muy importante. “Si miramos todo el mundo, sin incluir China, el 37% de los equipos que se venden son gama media y en Latinoamérica es el 53%”, comenta.

En el contexto regional, asegura que Colombia está un poco por encima, en medio de las particularidades favorables que tiene un usuario para hacerse a un aparato de gama media. Cita las facilidades que hay para la financiación, ya sea por los operadores o las cadenas comerciales, así como la exención del IVA que también favorece la venta estos productos. Moto G nació en el 2013 y ya va en la octava generación. 

“Cuando lo lanzamos no había una gama media. Las opciones que tenía el consumidor era un teléfono que no generaba una buena experiencia o uno muy caro que no podía pagar. Entonces optaba por el económico o uno anterior de los de gama alta”, dice Castellotti.

Luego de esa disrupción en la industria, y con el paso del tiempo, la marca se vio en la necesidad de responder a las expectativas que planteaba un cliente cada vez más exigente.

“Podemos decir que la familia G es la más fuerte en Colombia y Latinoamérica y que ha evolucionado. Los consumidores evolucionaron y están buscando que le entregue otras experiencias: acabados premium y un equipo con calidad de cámara”, precisa.
Un estudio entre clientes llevó a atender necesidades puntuales o inconformidades del usuario fiel a la marca. 

Fue así como, por ejemplo, frente al reclamo sobre duración de la batería diseño un aparato que puede durar más de dos días. Otro modelo ofrece una respuesta al reclamo de tomar buenas fotografías, especialmente en las noches. 

También ha trabajado alrededor de inquietudes entorno al rendimiento: que las aplicaciones se abran rápido y que los juegos se puedan disfrutar sin tropiezos.

Con estos desarrollos, dice Castellotti, el “Moto G se ha vuelto un aparato de características premium por un precio justo que el consumidor puede pagar”.

En medio de la competencia dura por el mercado, la marca también ha anunciado a nivel global que hará este año una apuesta importante por el segmento de gama alta y para esto la tecnología 5G será la aliada.

Nino Castellotti asegura que la compañía se concentra en dar respuestas a las expectativas de los clientes, y en esa medida la llegada a Colombia de varias marcas de teléfonos celulares que apuntan por lo que llaman la gama media baja es otro asunto presente en el negocio, pero que no hace mella en esta marca que está en el tercer lugar, según los datos más recientes.

Fuente: Portafolio – Febrero 3 de 2020

Recomendados