20
Jue, Feb

Patinetas Lime también se van de Bogotá
Otras Empresas

La compañía anunció este jueves que cerrará sus operaciones en Colombia y en otros mercados, dada la lenta evolución y crecimiento del segmento.

Al parecer el negocio de las patinetas eléctricas en el país no ha sido tan fructífero como se creía. Este jueves, Lime la empresa estadounidense de movilidad, informó que dejará de operar en Bogotá, como parte de un plan para ajustar sus finanzas. 

El anuncio se hizo a través de una publicación firmada por el CEO de la compañía, Brad Bao, en el que asegura que cerrarán en 12 mercados en todo el mundo entre ellos Atlanta, Phoenix, San Diego y San Antonio Estados Unidos; Linz, Austria en Europa; y Bogotá, Buenos Aires, Montevideo, Lima, Puerto Vallarta, Río de Janeiro y Sao Paulo en América Latina. 

Adicional a esto, datos revelan que la compañía está despidiendo a cerca del 14% de su fuerza laboral, lo que corresponde a cerca de 100 empleados. “Durante casi tres años, Lime ha creado nuevas opciones de transporte en todo el mundo. En más de 120 ciudades, hemos tenido la suerte de construir una comunidad de clientes leales y asociaciones profundas con los responsables políticos y las organizaciones locales”, escribió Bao. 

En la publicación, el CEO de la compañía asegura que pese a que la gran mayoría de los más de 120 mercados en los que opera han adoptado las soluciones de transporte de micromovilidad rápidamente y son rentables, algunos de ellos no muestran dicha evolución. “Estos cierres del mercado tienen un efecto no solo en los pasajeros, sino en toda nuestra comunidad de Lime. A nuestros empleados temporales y de tiempo completo, muchos de los cuales han estado con nosotros en cada paso del camino, gracias”, dijo el CEO. 

De esta forma, en los próximos días las scooters de la compañía no estarán disponibles en la ciudad. Asimismo, en la carta el CEO explica que los usuarios que tengan saldos restantes en su billetera podrán ser usado en las ciudades donde sigan operando, así como solicitar un reembolso a través de la página web. 

Después de dos años de crecimiento explosivo, las compañías de scooters han entrado en una fase de supervivencia. Y es que la decisión se da en medio de una situación financiera difícil para la compañía. Según informan medios internacionales, aunque Lime se promociona como una de las nuevas empresas de más rápido crecimiento, esta está perdiendo grandes cantidades de dinero en parte por el costoso mantenimiento de las patinetas y la generación de ganancias que estas pueden dejar. Algunos expertos estiman que las pérdidas de Lime en el 2019 superen US$300 millones. 

El 25 de abril del año pasado, la compañía anunció su llegada a la capital del país activando su aplicación y colocando a disposición de los usuarios 200 de sus vehículos. Dicha decisión se dio meses después de haber ingresado a Cali - ciudad en la que ya no opera-, donde estableció un plan para introducir de la mano del gobierno local 1.000 patinetas eléctricas articuladas al sistema de transporte masivo MIO. 

En ese momento, en diálogo con Dinero, Enrique Cuellar, gerente de Lime en Colombia, aseguró que el ingreso a Bogotá “es un programa muy controlado”. “Somos unos convencidos de que este tipo de innovaciones necesitan regulación y estamos esperando atentos cómo terminará este proceso por parte del Distrito”, dijo.

Finalmente, Boa aseguró que la compañía seguirá enfocada en cumplir su objetivo a largo plazo: desempeñar un papel instrumental en la reinvención y el cambio de la forma en que vivimos y nos movemos por las ciudades de todo el mundo. “Estamos inmensamente agradecidos por las alianzas que hemos disfrutado con cada una de estas ciudades y por el continuo apoyo de nuestros pasajeros, y confiamos en poder reintroducir Lime en estas comunidades cuando sea el momento adecuado”, concluyó.

Fuente: Revista Dinero – Enero 14 de 2020

Recomendados