28
Sáb, Mar

Telefónica rebaja su valor en Colombia con la renuncia a las frecuencias de 5G
Otras Empresas

Telefónica ha renunciado a adquirir nuevas frecuencias de móviles en Colombia, lo que supone una merma en su valor de mercado en ese país. Según ha desvelado el gobierno con sede en Bogotá, las compañías América Móvil (Claro), Millicom International Cellular (Tigo) y Novator Partners (Wom) se han repartido 140 MHz del espectro de 700 y 2.600 MHz, mientras que la teleco española se autoexcluyó del proceso.

Después de que el Grupo Telefónica excluyera a Colombia de los mercados considerados prioritarios -limitado a España, Brasil, Alemania y Reino Unido-, los analistas consultados interpretan el aparente desdén por las nuevas frecuencias colombianas como una consecuencia de la referida estrategia corporativa. 

En un entorno de revisión de las inversiones, y ante las elevadas condiciones económicas de la licitación, la teleco ha preferido no incrementar sus compromisos en un mercado sometido a numerosas incertidumbres. De hecho, la situación de Telefónica en Colombia no es precisamente idílica, como lo demuestra el arbitraje en curso contra el país ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias (Ciadi), organismo dependiente del Banco Mundial. En ese contencioso, la teleco ya abonó alrededor de 318 millones de euros en un pago exigido por el Tribunal de Arbitraje de la Cámara de Comercio. Dicho importe redujo la capacidad del operador para afrontar las inversiones en redes, como ya advirtió el grupo en su momento. 

El grupo que preside José María Álvarez-Pallete ya indicó en su último documento de Registro Universal (Informe Financiero Intermedio) el riesgo que representa Colombia, "no sólo por los cambios en la economía global por su vulnerabilidad y exposición a movimientos abruptos en los precios de las materias primas, sino también a un endurecimiento inesperado de las condiciones financieras globales". Durante la primera mitad del año, Telefónica apostó por minimizar el impacto en el valor del negocio y mantener "la racionalidad frente a la intensidad competitiva que se vivió en el mercado y que se materializó en nuevos incrementos de los cupos de datos".

En el último año también se alteró el marco regulador en Colombia, referido al uso de espectro, de forma que se amplió el plazo de los permisos para uso de espectro de 10 a 20 años, prorrogables y elimina el criterio de maximización del ingreso a cambio de una mayor extensión de cobertura del despliegue. 

Con vistas al futuro despliegue del 5G, Millicom parte con una posición de ventaja ya que ha hecho suyo dos bloques de 20 MHz de la banda de 700 MHz, mientras que América Móvil adquirió uno de ellos y Partners el restante. El precio de partida de cada uno de los bloques asignados de las frecuencias más valiosas de 5G rondó los 254 millones de euros.

Por su parte, cada uno de los seis bloques de 10 MHz de la banda de 2.600 MHz se valoró en 43 millones de euros, con Claro y Partners con tres bloques cada uno.

Fuente: El Economista – Enero 7 de 2020

Recomendados