17
Dom, Nov

Otras Empresas

Según la denuncia de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) ocho de ellos están en Europa.

Según directores de medios y defensores de la libertad de prensa consultados, parte del articulado iría en contra de la autonomía de los medios.

30 países en todo el mundo, ocho de ellos en Europa, bloquearon el acceso a medios de comunicación y a internet durante el año 2019. Así lo denuncia un estudio de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) presentado este viernes.

Según la investigación de la FIP se trata de un detrimento generalizado en la libertad de prensa y de información. El estudio llega un día antes de que se celebre el Día Internacional del Acceso Universal a la Información, que se conmemora el sabado 28 de septiembre.

La FIP advirtió de que el cierre de medios y el impedimento a acceder a internet "amenaza el derecho fundamental de los ciudadanos de acceder libremente a la información".

Según el estudio, la mayoría de los bloqueos a medios de comunicación y al acceso a la red sucedieron en Asia y África. Egipto y la India se ubicaron entre los países que caen en esas prácticas con mayor frecuencia.

En Europa, entre los ocho países que realizaron estos bloqueos se encuentran Bulgaria, que suspendió el servicio nacional de radio, o Turquía, donde hasta 170 medios han cerrado en los últimos tres años acusados de difundir "propaganda terrorista" y un decreto del Gobierno autorizó la eliminación de sitios web sin supervisión judicial.

El estudio también apunta al caso de Bélgica, donde se bloqueó el acceso al diario "L'Avenir" en julio; Ucrania, donde un juez restringió acceso a 17 medios digitales; Rusia, cuyas autoridades bloquearon el acceso a internet en el centro de Moscú durante las manifestaciones de este verano, o Rumanía, donde un canal de televisión fue sancionado con 10 minutos de emisión en blanco.

En Hungría, el estudio de la FIP señala que se suspendió durante un día la publicación del principal diario de la oposición el pasado mes de enero, mientras que en Malta se registró un ataque cibernético contra un medio digital después de que este publicara una investigación sobre corrupción en los acuerdos del Gobierno con tres hospitales públicos.

En Latinoamérica, el estudio hizo una advertencia sobre el bloqueo del acceso a servicios de "streaming" en Venezuela, así como de la restricción del acceso a Twitter o Instagram durante las sesiones de la opositora Asamblea Nacional.

"Estamos siendo testigos de cómo los gobiernos usan excusas de todo tipo para evitar que los ciudadanos accedan libremente a la información. Esto es un derecho no negociable en cualquier sistema democrático", advirtió el secretario general de la FIP, Anthony Bellanger, en un comunicado. 

Fuente: La República – Septiembre 30 de 2019

Recomendados