fbpx
15
Mié, Jul

Noticias Tigo

“O nos compran o los compramos” fue la frase con la que Daniel Quintero Calle, alcalde de Medellín, mostró su posición sobre la participación de la administración en las acciones de Tigo en Colombia. Dicha postura se dio porque la compañía no genera utilidades.

Desde 2014, año en el que se consolidó la unión de Millicom y Grupo EPM, Medellín es dueña de la mitad más una de las acciones de Tigo, mientras que Millicom es propietaria de la mitad menos una, según condicionó el Concejo de la ciudad en el momento de la transacción.

Sin embargo, Millicom “pagó una prima de control con la cual aseguró el manejo administrativo, financiero y operativo de la compañía fusionada”, según la página web de Tigo. Con esto, Millicom tiene la potestad de decisiones como de gestión y nombrar el equipo directivo de esta empresa, entre otros

Para el exministro TIC, Daniel Medina, “tener capital público en el sector es arriesgado y no debe ser una prioridad. La función social de cierre de la brecha la cumple MinTIC a través del Fondo Único (...) no los operadores”.

En la práctica, dijo Medina, el plan de Quintero es más probable si es Millicom quien le compra su participación “porque sin control otro privado no va a querer comprar”.

La otra parte relevante es que esta discusión podría ser más política, reconoce el profesor de la Universidad Javeriana experto en telecomunicaciones, Gustavo Adolfo Ramírez.

“Si uno tiene la alianza estatal y puede controlar el despliegue de infraestructura, a través del operador, es más fácil articular soluciones de innovación”, dijo Ramírez, refiriéndose a aspectos como el ingreso del 5G, que “va a tener un costo para las empresas (...) y también hay que tener cuidado porque no se puede tener un detrimento en caso de una firma mixta”.

Por ahora, esta es la situación desde las utilidades: de acuerdo con los datos de la Superintendencia de Sociedades, tanto para 2018 como para 2017, la compañía generó pérdidas de 31.177 millones de pesos y de 10.554 millones de pesos, respectivamente. En 2016, la pérdida fue de, al menos, 145.539 millones de pesos.

Debido a esta falta de ganancias y a que 2019 apunta a cerrar en cifras en rojo, teniendo en cuenta que en los primeros nueve meses se registraron pérdidas por 23.655 millones de pesos, EPM no esperaría recibir recursos significativos de esta empresa.

Los protagonistas

La compañía de telecomunicaciones no se va a referir sobre los pronunciamientos del Alcalde.

“Tigo se permite informar que las manifestaciones de sus accionistas y lo que atañe a su relación de socios no puede ser objeto de pronunciamiento alguno por parte de la administración de la Compañía” fue la declaración entregada por la empresa en cuestión al indagársele sobre ambos temas.

No se recibió respuesta de la Alcaldía para precisar el futuro de la participación en Tigo, si se ha llevado a cabo algún acercamiento con Millicom para redefinir el rumbo de la empresa y cuáles son los argumentos técnicos para plantear el desinterés en la firma de telecomunicaciones con la actual circunstancia accionaria.

¿Beneficios para la ciudad?

Bajo este panorama, en los años mencionados, solo en 2018 se decretó un dividendo extraordinario a EPM. Este fue de 38.483 millones de pesos.

Esto pese a que en los presupuestos generales aprobados cada año en el Concejo de Medellín se prevén ingresos por la participación en Tigo. De hecho, en 2020, la transferencia que se proyectó para este concepto fue de 2.838 millones de pesos.

Importante aclarar que a Medellín únicamente le ingresa una transferencia por las ganancias del grupo EPM, entre las que se incluye a Tigo.

Al año, EPM transfiere 55% de sus utilidades consolidadas, luego de que, en 2007, se diera vía libre para concertar un aporte mayor a 30%.

De todas maneras, los ingresos de la operación de Tigo en el país han crecido. Han pasado de 2,51 billones de pesos a 2,54 billones, entre 2017 y 2018, según las cifras reportadas en Supersociedades, y tiene un Ebitda (ganancias antes de impuestos depreciaciones y amortizaciones) de 826.000 millones de pesos.

Además, entre sus hitos se cuenta que ha invertido al menos 1.300 millones de dólares entre 2014 y 2017 en Colombia, con una porción importante en el Área Metropolitana.

Fuente: El Colombiano – Enero 7 de 2020

Recomendados