Noticias Tigo
Tipografía
  • Muy chica Chica Media Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La firma Millicom, que comercializa sus servicios con la marca Tigo, recibió $50 millones para modernizar y mejorar sus redes de telefonía móvil y conectividad a Internet en Colombia y seis países más de América Latina y el Caribe.

La operación se realizó mediante la emisión de un bono senior emitido por Millicom, por 144.000 millones de pesos colombianos –equivalentes a $50 millones–, que fueron suscritos por BID Invest, una entidad del sector privado del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID) 

“La suscripción del bono senior es reciente y a nivel regional. Por ende, los detalles sobre cómo se utilizarán los fondos, por país y proyecto, aún están en una etapa de definición”, respondió Norman Chaves, director de asuntos corporativos de Tigo Costa Rica.

Siete mercados

El financiamiento obtenido por Millicom le permitirá expandir y modernizar las redes de telefonía móvil en tecnologías 3G y 4G y de Internet que tiene en Bolivia, Colombia, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Paraguay, además de los servicios en Costa Rica. 

La operación le permite diversificar sus fuentes de financiamiento, mitigar su exposición al tipo de cambio y fortalecer su posición financiera.

Fabio Fagundes, ejecutivo de BID Invest, destacó que este tipo de proyectos permite desarrollar el sector de telecomunicaciones y fortalece la sostenibilidad de las empresas.

Con el financiamiento a Millicom, BID Invest también quiere dar una señal a otros inversores institucionales para que se les unan.

“Esperamos se dé un efecto de demostración”, recalcó Fagundes.

El funcionario indicó que en telecomunicaciones interesa el impacto de los servicios de banda ancha, tanto con tecnologías móviles en 4G como en Internet, en la productividad y en la economía de los países. 

Según el BID un incremento del 10% en banda ancha aumenta el Producto Interno Bruto hasta un 3%.

Aparte del fortalecimiento y expansión de las redes, en algunos países también se quiere impulsar el acceso a dispositivos como los smartphones en sectores de población que tienen dificultades para obtenerlos.

Fuente: El Economista – Agosto 13 de 2018

Recomendados