20
Lun, Ene

Noticias Tecnológicas
El empresario mexicano Carlos Slim Helú cerró su negocio de telefonía en Venezuela y desistió en sus intentos de hacer negocios directos en ese país, luego de intentar adquirir diversas empresas y recibir negativas por parte del gobierno del presidente Hugo Chávez.


El propietario de Telmex y América Móvil, dos de las mayores empresas de telecomunicaciones en América Latina, se va de ese país sudamericano luego de que "intentó comprar Cantv, y no lo dejaron. Intentó adquirir Digitel, y tampoco se lo permitieron. Buscó otras posibilidades y encontró igualmente campos minados y hostiles", publicó El Universal de Venezuela el pasado fin de semana.

El diario venezolano destaca que el magnate mexicano apenas pudo entrar por la rendija que ofrecía la adquisición de activos en marcha, como fue el caso de la operadora de servicios de datos Genesis Telecom. Pero, Genesis Telecom recibió esta semana la instrucción de su casa matriz América Móvil, propiedad de Slim, de cerrar puertas inmediatamente.

La razón de este cierre, según refiere El Universal de Venezuela, se debe a que la filial de América Móvil comenzó a debilitarse luego de que no logrará ofrecer servicios inalámbricos fijos, a pesar de que había entregado al fisco de ese país 6 millones 820,000 dólares a cambio de la habilitación para prestar esos servicios en todo el territorio nacional, ese proyecto nunca se materializó, y Conatel, al igual que a otras operadoras, le revocó la concesión.

En comunicado enviado a los clientes, Genesis señala que la decisión de finalizar sus operaciones obedece a la imposibilidad de continuar prestando servicios bajo las condiciones técnicas y de calidad que se requieren para el óptimo funcionamiento, dentro del espectro actualmente asignado a Genesis Telecom.

Slim se va de Venezuela luego de que "intentó comprar Cantv, y no lo dejaron. Intentó adquirir Digitel, y tampoco se lo permitieron. Buscó otras posibilidades y encontró igualmente campos minados y hostiles.

Fue el pasado 19 de marzo cuando Genesis acudió a la Conatel (autoridad regulatoria de telecomunicaciones en Venezuela) a informar sobre el cierre de operaciones en ese país, donde contaba con 500 clientes, 99% de ellos concentrados en Caracas.

Además Genesis dispone de una red de acceso internacional, un centro de operaciones, una red troncal metropolitana (Backbone) y facilidades de acceso a la red (servicios de última milla).

La historia de Slim en Venezuela comenzó de el año 2000 cuando América Móvil hizo consorcio con Bell Canada Internacional y con la entonces operadora regional estadounidense Southwestern Bell para realizar operaciones conjuntas en América Latina (fusiones y adquisiciones) y una de las primeras acciones en Venezuela fue apoyar la participación de Genesis Telecom en la subasta de espectro para la explotación de servicios inalámbricos fijos.

Fuente: El Universal Venezuela – Marzo 24 de 2009
{mosgoogle}
{mxc}

Recomendados